Perdemos milenios en decenios, no podemos perder la cultura popular ni su arquitectura tradicional. ¡Ojalá consigamos hacer realidad esta utopía! #SalvemosLosPalomares

24 de mayo de 2011

¡¡Felicidades Mr. Zimmerman!!



15 de Julio de 2004 León León Arena


**  ¡¡ Felicidades Bob Dylan y que nos sigas deleitando otros 70 años más!!

Irma.-

"Por su culpa hago estas cosas". Esto lo dijo Christina Rosenvinge antes de empezar a tocar su primera canción, y también la que inauguraba musicalmente una noche cálida e íntima en la azotea del Círculo de Bellas Artes, en la que se celebraban los 70 años que ayer cumplía Bob Dylan. Quizás no hay mejor forma de resumir la devoción de todos los músicos que pasaron por el escenario hacia la figura del homenajeado.

Cada uno de ellos, en su estilo, versionó sus temas favoritos de la amplísima discografía de Dylan ante unas 200 personas: Rosenvinge tocó "Don´t think twice, it´s all rigth", la primera canción del protagonista del día que aprendió; Nacho Vegas abordó una versión en castellano "Simple twist of fate", no sin reconocer antes el reparo de interpretar por primera vez en público una canción de Dylan; y Amaral rescató su recreación de "A hard´s rain is gonna fall", convertida en "Llegará la tormenta" para la Expo de Zaragoza de 2008.

Precisamente Juan Aguirre, guitarrista de Amaral, estuvo a punto de protagonizar la anécdota de la noche, ya que tuvo problemas para salir del ascensor. Fue rescatado a tiempo para la actuación, y él mismo bromeó en el escenario con la posibilidad de que Intereconomía hubiese querido boicotear así la noche. Tanto él como el resto de los anteriores salieron a tocar después "Dead is not the end", y para ello contaron con las voces de Benjamín Prado y Rodrigo Fresán, que habían conferenciado un par de horas antes sobre el protagonista del día.

Pero el plato fuerte de la velada fue Hugues Aufray, un amigo de Dylan que se dedica a versionar sus canciones en francés. Desembarcó en el escenario con una banda de tres guitarristas y tocó hasta ocho canciones, entre ellas algunas de las más conocidas por el gran público: "Blowing in the wind", "Mr. Tambourine man" o "Like a rolling stone", la que probablemente sea la canción más célebre de Dylan, y la mejor de la historia según la revista con la que comparte nombre

Mientras la tocaba, aparecieron en el cielo los fuegos artificiales de las fiestas de algún barrio o localidad del sur de Madrid, en una extraña pero oportuna casualidad. Tanta como el hecho de que algunas horas antes se escuchaba por el campamento de Sol una versión improvisada de "The times they are a-changin", una canción escrita por Dylan hace más de 40 años que representa el pulso entre los jóvenes que piden cambios, ante la resistencia de los adultos conservadores. Otra historia que está por cantar.

3 comentarios :

  1. Ha significado mucho en la música y en la sociedad, que cumpla Bob muchos más, un abrazo

    soy silvo hoy no me deja comentar como habitualmente

    ResponderEliminar
  2. Es el momento de buscar la respuesta en el viento, llamar a las puertas del cielo y pedir trabajo en la granja de Maggie porque el refugio en la tormenta esta crudo

    ResponderEliminar

Gracias por vuestros comentarios y sobre todo por creer en utopías, Irma.-