Perdemos milenios en decenios, no podemos perder la cultura popular ni su arquitectura tradicional. ¡Ojalá consigamos hacer realidad esta utopía! #SalvemosLosPalomares

29 de enero de 2011

Nace el blog del Instituto de Estudios Omañeses


Por fin ha llegado el día en que el Instituto de Estudios Omañeses ha creado su propio blog para dar cabida a todas las inquietudes culturales referentes a Omaña. El blog estará abierto a sugerencias y colaboraciones pincha aquí para más información.

Me uno a compartir comarca con vosotros, mi abuela era de Villadepán y está claro que las raices nos unen y otras tantas cosas...

Enhorabuena a todos los que estais detrás de este proyecto.

Irma.-

8 comentarios :

  1. El habla tradicional de la Omaña Baja (León)
    Margarita Álvarez Rodríguez

    Los omañeses están de enhorabuena, pues esta obra que tengo el gusto de prologar ahora les está dedicada “para que sigan transmitiendo a las nuevas generaciones todo este tesoro lingüístico”.
    También los dialectólogos estamos de enhorabuena, pues el estudio de Margarita Álvarez Rodríguez es el primero importante, serio y riguroso que se realiza sobre el habla de la Omaña Baja, zona que incluye los pueblos de Valdesamario, Paladín, La Utrera, Ponjos y Murias de Ponjos. La autora recoge además las características lingüísticas de algunos pueblos de municipios colindantes: Riello, Soto y Amío y Las Omañas, entre otros.

    Siguiendo la orientación ya clásica de la escuela de F. Krüger, “Palabras y Cosas”, Margarita se adentra en la manera de vivir de los omañeses, centrándose en los campos semánticos tradicionales: salud, vestimenta, comida, bodas, vida doméstica, casa, ciclos del año, y destaca algunas palabras ya desaparecidas o, al menos, en vías de desaparición, con sabor a antaño: andancio, amurmiado, rodao, cachaviello, miruéndanos o morondones, pregancias, aguzos, fozoria, fiacos o follacos, marallos, colubrinas, caburnios, farraspinas o falaspas, etc.
    En esta zona omañesa, como en la mayoría de las comarcas leonesas, todavía perviven rasgos del leonés, si bien son cada vez más escasos debido a los factores por todos conocidos: la mecanización de las labores agrícolas, la total escolarización de la población con la consecuente nivelación lingüística, el influjo de los medios de comunicación, etc.

    Desde el punto de vista lingüístico el habla de esta zona se inscribe en el límite entre el leonés occidental (conservación de los diptongos decrecientes: veiga, souto, couto; conservación de la f—: feder, fediondo, ferrén, fervir, filandero, filar, filera, focico) y el leonés central (reducción de los mismos diptongos: vega, soto, coto; pérdida de la f—: hacendera, hartura, hijuela, hila, hijo, hoja, hoz).

    Se nos presentan las características lingüísticas de la zona: rasgos fonéticos, morfológicos, sintácticos y peculiaridades léxicas. Como es natural, la autora hace hincapié en la gran riqueza del vocabulario referido a las actividades agrícolas y a la cultura tradicional y completa su estudio con un vocabulario de más de 2.500 voces, 400 dichos populares o modismos, unos cuantos refranes y los topónimos más frecuentes de la región.
    “El recuerdo es el único paraíso del que no podemos ser expulsados”, dice J.P. Richter. Es una de las frases que Margarita ha elegido para figurar en la primera hoja de su espléndido trabajo.

    Pues, sí, y a este paraíso invito al lector a entrar para gozar de los últimos sabores de su tierra.

    Janick Le Men
    Universidad de León

    ResponderEliminar
  2. OMAÑA, tierra de dioses.

    Gracias por difundir nuestra tierrina, me presta tu utopía.

    ResponderEliminar
  3. No queremos molinos en Omaña.

    http://www.youtube.com/watch?v=t5-etlYGf8M

    ResponderEliminar
  4. Gracias a Luis y a todos los que estais detrás de este proyecto, que no sois pocos.

    Gracias por vuestros comentarios y ese prólogo Amadeo, tengo el libro de Margarita, a mi madre la está prestando un montón, está claro que la tierrina tira.

    Besines utópicos, Irma.-

    ResponderEliminar
  5. Ya sabemos algo más, bonita comarca y mejor gente la omañesa y la babiana.

    ResponderEliminar
  6. Eres increible Irma, gracias bichín es un placer seguirte.

    ResponderEliminar

Gracias por vuestros comentarios y sobre todo por creer en utopías, Irma.-