Perdemos milenios en decenios, no podemos perder la cultura popular ni su arquitectura tradicional. ¡Ojalá consigamos hacer realidad esta utopía! #SalvemosLosPalomares

1 de septiembre de 2011

Vuelta a la utopía del día a día


** Razón tienen aquellos que dicen que lo bueno pasa rápido, nos lo pasamos tan bien que olvidamos al burrín por las montañas, a ver si así coge algo más de peso que ya se le notaban las costillas.

No hace falta irse muy lejos para pasarlo bien, lo importante es la compañia y sus gentes, creo que me he enamorado un poco más de mi tierrina, de sus gentes y lugares, ahora es cuando tengo que decir eso de que tengo el corazón partío entre mi Habana y mi Cabrera.

Eso sí, hemos visto los palomares más complicados de acceder del mundo mundial y creo que del universo universal, en estos días he musculado los gemelos de mis piernas más que los jugadores de fútbol,  todas las pulgas del monte me tomaron cariño y tengo un moreno "brutal".

¿Qué más se puede pedir? bueno sí que alguien hable "seriamente" con mis jefes y me dejen pasar un año sabático en La Habana y otro más sabático en La Cabrera.


Besines utópicos Irma.-

16 comentarios :

  1. Veo que te ha ido muy bien, salvo los inconvenientes propios, bienregresada, un abrazo!

    ResponderEliminar
  2. Hay helipuerto por esas zonas??? NO TE CREOOOOOO, tienes que adjuntar fotos que acrediten esas piernas que dices y otra foto subida al lado de ese caseto blanco.

    Bienvenida cazurrina y ten cuidado que te denunciará la protectora de burrines y burrinas de Castilla y León por abandono de burro en las montañas.

    Salud!

    ResponderEliminar
  3. Vuelve la Utopía tras unas merecidas vacaciones. Habrá que estar pendientes de las cosillas que nos cuenta

    ResponderEliminar
  4. Tienes razón, es una zona que enamora. El Bierzo es para perderse y La Cabrera para soñar y quedarse.
    Un besote.

    ResponderEliminar
  5. Bienvenida, moza. Tú ya has descansado un poco y ahora le toca al burrín y a las pulgas que tanto te persiguieron.Es justo.
    Lo nuestro va a ser peor: dentro de unos días empieza la berrea (la de los ciervos, no la electoral) e iremos a presenciarla como cada septiembre. El problema es que, en vez de pulgas, lo que empieza a abundar por estos matorrales son las garrapatas.
    Te seguiremos, atentos como siempre.
    J.

    ResponderEliminar
  6. ¿¿¿¿¿¿¿¿¿¿¿¿¿¿a quien tengo que llamar?????????????? Besitos preciosa, nos leemos

    ResponderEliminar
  7. Yo a esos años sabáticos también me apunto, si alguien habla con tus jefes me lo dices, igual puede hablar con el mío. Feliz regreso
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  8. Al año sabático en La Cabrera me apunto, y si es prorrogable a un par de lustros mejor.

    BIenvenida de nuevo

    ResponderEliminar
  9. Esto de las vacaciones si que parece una utopía,pues no has empezado a tomar el regusto cuando ya las fechas de regreso te dan un disgusto.

    ResponderEliminar
  10. ¡¡Que morro teneis!! podiais uniros a la cria de la pulga en cautiverio o la musculación masiva de gemelos subiendo cuestas, pero nooooo os quereis apuntar a lo mejor.

    Gracias por vuestros comentarios y por esta bienvenida, estoy por irme de nuevo.

    Besines utópicos, Irma.-

    ResponderEliminar
  11. Bienvenida, yo tambien me apunto a eso del sabatico ...ese..!!!....en Cabrera La Habana o donde sea ..!!.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  12. Que enseñe el gemelo ese y la marca del Moreno ..... El de La Habana esa

    ResponderEliminar
  13. Ese sitio de la foto es perfecto!
    Me alegra tu vuelta, espero que hayas disfrutado mucho, se ve que, efectivamente, así ha sido

    ResponderEliminar
  14. Hola
    Me alegro que hayas disfrutado estas vacaciones.
    Me parece una idea genial lo de hablar con los jefes. Yo hablo con los tuyos y tu con los mios. ¿Qué te parece?
    Besines
    Ana

    ResponderEliminar
  15. Veo que has vuelto muy fuerte de tus vacaciones muy maja en la entrevista de televisión de León y se puede decir más alto pero no más claro.
    Un abrazo utópica

    ResponderEliminar

Gracias por vuestros comentarios y sobre todo por creer en utopías, Irma.-