Perdemos milenios en decenios, no podemos perder la cultura popular ni su arquitectura tradicional. ¡Ojalá consigamos hacer realidad esta utopía! #SalvemosLosPalomares

5 de marzo de 2011

Exposición fotográfica nocturna "La luz de la noche"


José Luis Presa nos invita a disfrutar de su exposición La luz de la noche, una colección 20 fotografías nocturnas en la que paisajes cotidianos parecen lugares mágicos, casi irreconocibles bajo la peculiar luz de la noche. 

Podrás ver algunos lugares emblemáticos de la comarca berciana, árboles monumentales, cielos de ensueño y hasta una veintena de retratos de momentos únicos. 

Además, en este proyecto han colaborado renombrados escritores que han puesto el broche perfecto con sus textos a algunas de estas sugerentes obras de la noche. 

La inauguración será el sábado 5 de Marzo a las 19:00 hrs en la sala de exposiciones de La Moncloa de San Lázaro (Cacabelos) y podrás disfrutar de la muestra durante todo el mes de Marzo.

Si teneis oportunidad de ir no dejeis de hacerlo, su trabajo es muy bueno os dejo alguna que otra secuencia  por aquí.
 
Como veis hacer fotos no consiste sólo en apretar un botón.

Os dejo un  ejemplo de unas bonitas fotos con una preciosa historia contada en dos partes, esta vez de la mano de Oscar M. Prieto (autor de LOVE IS A GAME) por cierto un libro de lo más interesante.

Y SIN EMBARGO...

I
De ciertos sucesos sólo debe hablarse antes de salir el sol. No tengo mucho tiempo. Una leve frontera anaranjada, como vapor que exudan las copas negras de los árboles, el horizonte, comienza a debatirse en el trance del amanecer. Hace frío. 

Frío debió sentir cuando a mitad de la noche lo sacaron de su cama, como a un vulgar ladrón. Helado el pulso de su corazón con cada golpe que llamaba a su puerta. Lo esperaba desde hacía tiempo, creía que estaba preparado, y aún así, sintió cómo el frío se elevaba desde sus pies descalzos como una enredadera hasta paralizarle por completo. 

Antes de que salga el sol habrán de pasar por aquí de camino. Por este camino que se va llenando poco a poco de quienes no quieren perdérselo. Todo el mundo sabía que sería esta noche. No han querido faltar. Comienzan a llenarse las tribunas, los estrados, las cátedras y nadie puede negar la transformación del escenario en parlamento, tribunal o aula magna, cuyos miembros, esta noche, han de juzgarle.

Allí donde hay más de dos hombres, existirá un camino. Los caminos, también éste de estrellas y de árboles, son lo propio del hombre. A quien abre un camino nuevo se le concede el título de descubridor y si fue necesario derramar la sangre, el título de conquistador. A quien se sale de una senda transitada y conocida, asentada con todos los honores, se le llama hereje, se le tortura, se le arranca confesión, se le condena. 

 II 

Con el cuarto golpe en la puerta, desapareció el miedo, se quebró como se rompe la capa de hielo al golpearla. Un amigo que no quiso dar el nombre le había avisado de que en cualquier momento, así que durante las últimas semanas ya dormía vestido. No quería hacerles esperar.


Abajo le esperaban las antorchas, las capas rojas de los cardenales, el metálico ruido de las armaduras de la guardia, de los esbirros, algunas lanzas para ir abriendo paso entre la multitud –no faltaba nadie, tampoco aquellos a quienes había ayudado, ni con los que había compartido una copa de vino- y los textos legales de los abogados. Uno de ellos hizo ademán de dar lectura al requerimiento. Pero no fue necesario. Así se lo hizo entender con una mirada comprensiva. 

Se encaminaron todos en silencio. No hizo falta decir a dónde iban. Todos lo sabían. Todos callaron. Al principio le miraban, pero luego fueron apartando los ojos, las miradas, de aquellas barbas blancas, de aquella melena venerable que nunca había hecho mal a nadie. Es posible que sintieran vergüenza, pero nadie se atrevió a alzar la voz. Además, se hacía tarde, amanecía. 

El camino les llevó hasta el corazón del bosque. El silencio se iba haciendo sólido por momentos hasta alcanzar su máxima densidad cuando situaron al hombre ante el árbol milenario, el corazón del bosque y del misterio. 

Sus miradas van del árbol hasta el hombre y del hombre al árbol. El hombre, quieto, sereno, sólo mira al árbol. Sabe que todos tienen miedo, menos él. Entonces se vuelve y con toda la ternura que puede destilar un hombre solo, pronuncia estas palabras: Y SIN EMBARGO SE MUEVE 

OSCAR M. PRIETO 

* Homenaje a Galileo Galilei, quien hubo de retractarse

15 comentarios :

  1. Me pasaré por ahí a ver la exposición tiene buena pinta, gracias Irma por la info.

    ResponderEliminar
  2. Una panorámicas fabulosas invito a compartirlas.

    ResponderEliminar
  3. Ya, algo más que un botón.
    Originales y bellas las fotos. Buen trabajo.

    Expresiones
    Piedra

    ResponderEliminar
  4. Me acercaré en estos días ademas tengo que ir por ahí, gracias Irma

    ResponderEliminar
  5. Me ha contado un pajarín que todo ha salido genial y fue mucha gente, el pajarín ha sido el propio autor "de los hechos" nada menos.

    Me alegra un montón Jose Luis a ver si puedo hacer una espadina por Cacabelos, pero este mes lo tengo complicado y sino la próxima en León.

    Gracias a todos por vuestros comentarios, la verdad es que las fotos son tremendas.

    Saludines, Irma.-

    ResponderEliminar
  6. Buen trabajo gracias por compartirlo.

    ResponderEliminar
  7. Qué chulada de fotos! La pena es no tenerlas un poco más cerca para poder verlas.
    Aquí teníamos exposiciones muy interesantes en una sala que tiene Caja España, pero nos la cierran. ¡¡Protesto!! ¿Acaso no tenemos derecho a disfrutar de esas exposiciones igual que las ciudades?
    Nos dejan los pueblos muertos. Si queremos ver algo tenemos que movernos con el coche. Bueno, no sigo porque tendría para un buen rato.
    Un besin Irma.

    ResponderEliminar
  8. Que fotos mas guapas, ¿hay modo de ponerse en contacto con el autor?

    ResponderEliminar
  9. La próxima semana estaré por el Bierzo si puedo me paso, excusa perfectísima para quedarme a comer que me encanta ese lugar. Gracias Irma muaskisss.

    ResponderEliminar
  10. ¿Son de Benavides de Órbigo o me he liado?

    ResponderEliminar
  11. Las que se ven aquí en el blog y que llevan el texto de Óscar Prieto sí que están hechas en Benavides de Órbigo, el resto de la exposición pues por el resto de la provincia y alguna suelta fuera de España.
    El contacto del autor es presacalzado@hotmail.com

    ResponderEliminar
  12. ¿Hasta cuando estará? gracias por la info.

    ResponderEliminar

Gracias por vuestros comentarios y sobre todo por creer en utopías, Irma.-