Perdemos milenios en decenios, no podemos perder la cultura popular ni su arquitectura tradicional. ¡Ojalá consigamos hacer realidad esta utopía! #SalvemosLosPalomares

12 de mayo de 2010

Risoterapia en la Montaña Occidental de León

* Acerca un poquito más la lupa al cartel, te sorprenderás gratamente y desde la utopía del día a día os animo a participar en esta iniciativa, donde la carcajada es la salsa de la vida.

CRUZ ROJA DE LA MAGDALENA * CEAS DE LA MAGDALENA, Con la Colaboración de los Ayuntamientos , las Asociaciones y las Juntas Vecinales.

Irma.-
Haz clic para unirte a MONTANAOCCIDENTALLEONESA


13 comentarios :

  1. Yo me apunto, ¿dónde hay que reirse? y ¿de quién?
    Una gente muy enrollada la de la montaña occidental.
    Gracias Irma.

    ResponderEliminar
  2. Gracias. Eres una artista con esto de los blogs; a mí me cuesta un montón todo esto. Te agradezco mucho tú iniciativa y por supuesto que seguiré tu blog periodicamente y lo difundiré en la zona.
    Besos. GEMMa

    ResponderEliminar
  3. Que chula la iniciativa y la lupa, que bastante sufre ya nuestra montaña occidental y bueno todo León, me gusta mucho tu blog y como dice GEMMA eres una artistaza.

    ResponderEliminar
  4. MUY CHULO, besazos a todos los que estais detrás de todo esto y un puñado de besos para ti Irma, por hacer cada día mas cercana nuestra utopía.

    ResponderEliminar
  5. Me encanta la montaña Occidental de León bueno y la Oriental y las riberas y Tierra de Campos.
    Y fantástica la risoterapia, seguro que está genial, gracias por enseñarnos por esta ventanina cosas tan diversas niña.
    Muacksssssssssssss.

    ResponderEliminar
  6. Lo mismo nos das un paseo desde tu miscelánea leonesa particular por 1906, como nos montas en un avión con rumbo internacional a Tenerife, que nos subes en un cochecín eléctrico para ver un puñadín de urogallos para terminar con una buena DOSIS DE RISOTERAPÍA y todo eso sin salir de León.

    Un besoooooo para la cazurra más utópica que sigo por estos lares.

    ResponderEliminar
  7. Todo llega tarde para nuestra tierra, pero más vale tarde que nunca, que dijo aquel.
    Muy bueno tu blog, me gusta la línea que sigues, clara y concisa.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Todo sirve como buena excusa para conocer nuestra montaña y a nuestra gente.

    Y felicitar a toda la gente que está detrás de este tipo de proyectos, a GEMMA y a Jose María Hidalgo, por comentarle de mi utopía del día a día.

    Porque al final o colaboramos todos un poco o nunca haremos nada.

    Gracias a todos, Irma.-

    ResponderEliminar
  9. Buena terapia de grupo y falta nos hace y más con todo lo que se nos avecina.

    ResponderEliminar
  10. Hola Irma

    Te he encontrado a través de un blog mexicano (cinismo ilustrado; me llamó la atención, leyendo comentarios, una banderita con un león), lo que demuestra que el mundo es realmente pequeño; como veo que te interesan cosas de León, te invito a visitar mi blog.

    http://paseandoporleon.blogspot.com

    Un saludo,

    José Luis

    ResponderEliminar
  11. La montaña Occidenal, Oriental, el Sur de León se nos muere y no de risa, todo llega con siglos de retraso cuando no queda nadie en los pueblos, pero bueno como bien dices más vale tarde que nunca, pero no es consuelo.

    Muy bueno lo que hiciste sobre los pueblos, felicitarte con cierto retraso pero bueno.
    Saludos, Fran

    ResponderEliminar
  12. Me ha parecido muy ameno, lo seguiré.

    Me encanta la foto del inicio, los castellanos y los leoneses ahí conviviendo alrededor del mismo plato...;-)

    Y de México a Riello: ¡también nos une José María Hidalgo!

    Un saludo

    ResponderEliminar
  13. Ni más ni menos y que mejor modo de colaborar que compartiendo y difundiendo lo que se hace y si es con una buena dosis de risoterapia, que mejor.

    Un abrazo bien apretao para esa montaña occidental, incluyendo a Jose María un gran tipo, dicho sea de paso y a todos los que llevais todo este tipo de proyectos, estás incluida Irma.

    ENHORABUENA cazurrina.

    ResponderEliminar

Gracias por vuestros comentarios y sobre todo por creer en utopías, Irma.-