Perdemos milenios en decenios, no podemos perder la cultura popular ni su arquitectura tradicional. ¡Ojalá consigamos hacer realidad esta utopía! #SalvemosLosPalomares

28 de septiembre de 2016

Gracias a la labor de Concha Casado se consiguieron salvar muchos hornos en la provincia de León

El horno con el que mi abuela hacía pan en Villadepán
El horno con el que mi abuela hacía pan en Villadepán

«Lo que muere es aquello que ya no recuerdas, 
todo lo que se recuerda sigue vivo». 

** Los hornos de leña se están quedado huérfanos, hemos cambiado la leña por el pellet, un buen pan, por un vaya usted a saber que come, pero es lo que tiene "la era inteligente", donde seguimos creyendo y estamos empeñados en que somos los más preparados y los más listos de la historia, pero resulta que...

El horno tiene su origen desde que el ser humano inventó o mejor dicho descubrió el fuego, ya que rápidamente le dio uso para cocinar generalmente lo que cazaba o pescaba.. En la provincia de León, hay zonas y comarcas que cuentan con hornos de un gran valor dentro de lo que es la arquitectura popular, hay hornos que muestran también en el exterior de la casa su forma redondeada y que al dar a la calle y al estar a la vista de todos, conforman un paisaje urbano de alto valor estético en el rincón donde se ubican.

Entre las zonas leonesas que cuentan con hornos, muchas veces protegidos bajo tejadillo, al exterior de la vivienda, podemos citar tanto zonas de la arquitectura de la piedra como de la del barro, lo que nos habla de su extraordinaria variedad. Así, nos encontramos con estas edificaciones en la Cabrera, en Omaña, en el Bierzo, en las riberas del Porma, del Esla (de un gran interés son los de la comarca de Rueda) y del Cea, o zonas de Tierra de Campos y Los Oteros.

En la actualidad, les pasa un poco como a los palomares, están condenados a muerte si no hacemos algo y pronto. Gracias a la labor de Concha Casado se consiguieron salvar muchos hornos en nuestra provincia, si tenéis oportunidad ir a visitar los hornos restaurados de Villar del Monte.

Aunque digan que no está el horno para bollos

Post publicado en el periódico digital iLeon.com

Horno de PePe el de Ariego
Horno de PePe el de Ariego
Horno de Villar del Monte
Horno de Villar del Monte

Irma Basarte10.-

18 comentarios :

  1. Que bonito homenaje te has marcado utópica y las fotos son impresionantes, como siempre felicitarte por hacernos ver las utopías que nos rodean.

    Besos

    ResponderEliminar
  2. De todos modos doña Concha sabe que ha dejado una buena discípula que seguira velando por nuestros palomares y por todas las utopías, así que ánimo Irma.

    ResponderEliminar
  3. Me ha encantado el post, las fotos espectaculares y tu modo de recordar a doña Concha, que como bien dices lo que muere es aquello que no se recuerda.

    Besitos

    ResponderEliminar
  4. No sólo han jubilado el horno ( los hornos ) , también han transexualizado su producto . ¡ qué
    *riccas* eran sus *bollas* artesanales ( ahora bollos industriales ). O. M. G.

    ResponderEliminar
  5. ¡ volvamos a las hogazas ! ( aunque solo fuere un día ¡ en su fiesta ! ).( ¡ y preñarla de viandas ! ).

    ResponderEliminar
  6. Hay que luchar para no perder las raíces ni la memoria

    ResponderEliminar
  7. IRMA ¡ buen día !
    Bicos RUA ( republicanoutópicoanarquistas ).

    ResponderEliminar
  8. Qué preciosidad Irma. Me encantan los objetos antiguos, artesanales, antigüedades. Estos hornos son una joya y más porque aún se usan y está todo tal y como se construyó en un principio. En el País Vasco hay también muchos lugares, con hornos, forjas, carboneras... y artesanos que siguen con la tradición y ojalá lo hagan por muchas generaciones.
    Un beso

    ResponderEliminar
  9. Enhorabuena Irma por haber conseguido salvar esos hornos. Las utopías son posibles, solo hay que creerlas.

    Besos.

    ResponderEliminar
  10. Qué preciosidad, por Dios! Enhorabuena por haberlos salvado!!
    Besos, Irma.

    ResponderEliminar
  11. Ayer precisamente leí tu blog y quería escribirte. Yo que la conocí y traté desde que vivía en Madrid pasando por los 26 años de jubilada en León, estoy totalmente de acuerdo con tus palabras, que a su vez te agradezco de corazón, porque en la vida tenemos que ser agradecidos con las personas que nos ayudan y ella en eso por lo menos conmigo excepcional y creo que con la mayoría de ciudadanos leoneses también.
    Gracias Irma. Muchos besos. JM

    ResponderEliminar
  12. Que atractivos resultan esos hornos en tus imágenes y que bien has hecho en colaborar con la conservación de esos hornos, desgraciadamente hoy interesa más el coste que la calidad de los productos y el pan que se fabrica ahora deja bastante que desear.

    Te agradezco tu visita a mi blog.

    Besos

    ResponderEliminar
  13. Siempre es un placer pasarse por tu blog, que fotos más chulas.

    ResponderEliminar
  14. Creo que esas bonitas joyas, se deberían de guardar siempre como oro en paño.

    Besos.

    ResponderEliminar
  15. Uala son unas preciosidades, no los conocia.
    Deberian de protegerse son verdaderas bellezas.
    Besitos

    ResponderEliminar
  16. Una maravilla de fotos y de hornos.
    Un abrazo

    ResponderEliminar

Gracias por vuestros comentarios y sobre todo por creer en utopías, Irma.-