Perdemos milenios en decenios, no podemos perder la cultura popular ni su arquitectura tradicional. ¡Ojalá consigamos hacer realidad esta utopía! #SalvemosLosPalomares

21 de enero de 2016

Prosalus convoca el Certamen de microrrelatos “Palabras que alimentan”

La ONGD Prosalus convoca el Certamen de microrrelatos “Palabras que alimentan”.


Tenemos hambre de utopías
Información: el objetivo es dar a conocer la problemática de inseguridad alimentaria en la que viven millones de personas en el mundo. Cada autor/a podrá presentar un máximo de dos microrrelatos inéditos escritos en lengua castellana y que no hayan sido premiados con anterioridad ni estén pendientes de la resolución de otro premio. El microrrelato tratará sobre alguno de estos temas: seguridad alimentaria, cultivos sostenibles y mujeres en la agricultura.

Requisitos: jóvenes de entre 13 y 18 años, residentes en Castilla y León.

Premio: Primer premio una Tablet, y a los dos finalistas un e-book. El plazo de presentación de trabajos finaliza el 31 de enero. Para más información e inscripciones: concurso@prosalus.es – prosalus@prosalus.es – www.prosalus.es

"El mundo es una gran paradoja que gira en el universo. A este paso, de aquí a poco los propietarios del planeta prohibirán el hambre y la sed, para que no falten el pan ni el agua". (Eduardo Galeano)

Post publicado en el periódico digital iLeon.com

Irma Basarte10.-

3 comentarios :

  1. Qué bueno ese pan, la foto es estupenda.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. La frase se los papis: "con la comida, no se juega" :) Saludos

    ResponderEliminar
  3. Una hogaza como la tan fotogénica que preside este certamen ,tenía en "su seno" un espectacular rellene de generosos y tentadores trozos de carne, jamón,chorizo ,panzeta ,que se pusieron en evidencia al levantar la 'cuarteada y tostada tapadera" de la misma. .Fué en el compartimento de un tren de vía estrecha por tierra de vinos. ¡ Supe ,entonces, que las hogazas tenían "alma" !

    ResponderEliminar

Gracias por vuestros comentarios y sobre todo por creer en utopías, Irma.-