Perdemos milenios en decenios, no podemos perder la cultura popular ni su arquitectura tradicional. ¡Ojalá consigamos hacer realidad esta utopía! #SalvemosLosPalomares

27 de enero de 2016

La patata del millón de dólares, posiblemente hubiese sido la tortilla más cara del mundo, pero... nada se sabe acerca del comprador del selfie patatero


** La publicación estadounidense Business Insider ha publicado un artículo sobre el retratista irlandés Kevin Abosch, en el que revela que el año pasado logró vender por un millón de dólares la fotografía titulada "Potato #345 (2010)". Nada se sabe acerca del comprador del selfie  patatero.

La cantidad de bocas que se pueden alimentar con un millón de dólares, pero bueno el arte es efímero y me temo que la tortilla con esta patata también.

Por cierto, a los agricultores de nuestra tierra la patata se la pagan a escasos céntimos y a nuestra mesa siguen llegando digamos que patatas "de fuera" a precio de intermediarios varios, pero bueno debe ser eso de la globalización y esas cosas utópicas que no termino de entender.

Por cierto, al comprador de la patata del millón de dólares le regalo esta hogaza de pan, la tabla de madera no está incluida

Seguimos con hambre de utopías
Post publicado en el periódico digital iLeon.com

Irma Basarte10.-

6 comentarios :

  1. Jajaja, me gusta más tu regalo que la patata de marras :)
    Desde luego, hay gente pa to.
    Besos, guapa

    ResponderEliminar
  2. ¿. Una patata o "un meteoro". .? O. M. G. 

    ResponderEliminar
  3. ¡patata! .........., ¡ que pena ! .....parecía una "china cósmica" ( ¡¡¡ el fin de los dinEUROsaurios !!! ).

    ResponderEliminar
  4. Será gente muy rara, y podrida de dinero. Ahora con esa patata, y tu pan, ya tienes para comer un rato.

    Besos.

    ResponderEliminar
  5. No se sabe quien la compró porque le da vergüenza ser tan rico. Y no es para menos. ¡Estamos locos! Besines.

    ResponderEliminar
  6. Me quedo con tu hogaza, la verdad es que este mundo está loco y los que lo habitamos ya no tenemos mucho remedio.

    Besitos utópica

    ResponderEliminar

Gracias por vuestros comentarios y sobre todo por creer en utopías, Irma.-