Perdemos milenios en decenios, no podemos perder la cultura popular ni su arquitectura tradicional. ¡Ojalá consigamos hacer realidad esta utopía! #SalvemosLosPalomares

21 de noviembre de 2014

Patatas colorás con arroz blanco al estilo de una utópica cacereña #RecetasUtopicas

** Todos los viernes nos iremos comiendo un cachín de la utopía del día, con recetas sencillas y un tilín utópicas. La receta de hoy la ha enviado una utópica cacereña que también tiene un blog muy utópico, de hecho os invito a conocer su "Utopía", está claro que nos vamos encontrando los utópicos y utópicas de un modo u otro.

  Está todo el mundo invitado, ¡buen provecho!

Todo el mundo puede colaborar los viernes en las #RecetasUtopicas de este blog  y así entre todos conseguiremos  pensar en global actuando en local. Las recetas enviarmelas por email a Irma.Basarte@gmail.com

  Come productos locales y ecológicos.  
"Piensa en global y actúa en local"
  • Bueno, pues allá va mi humilde receta. Humilde porque es un plato barato que mi madre ha cocinado desde que tengo uso de razón. Antes lo hacía por falta de otras materias primas y ahora lo hace porque a mí me encanta y se lo pido siempre que me invita a comer. Mi abuela también lo hacía, en realidad creo que es un plato exclusivamente familiar, porque en mi pequeño pueblo no he oído que otros lo hagan, al menos mis amigos no lo conocen.
  • Se trata de  Patatas colorás (como suena) con arroz blanco.
  • Ingredientes: ajo, perejil, patatas torniegas (de El Torno), arroz de las Vegas del Guadiana (Badajoz) laurel y pimentón dulce de La Vera.
  • Cortamos las patatas (las de El Torno tienen fama en todo el Valle, son serranas y muy ecológicas, la misma semilla de siempre) en rodajas finas (como para tortilla de patatas) y las  freímos sin que queden churruscadas (más bien blanditas como para esa tortilla que todos sabemos elaborar).
  • A la vez, en un cazo, cocemos el arroz con un chorrito de aceite en el agua, hoja de laurel, un diente de ajo (también torniego, que aún se siembran en esta tierra tan fértil) y una pizca de sal.
  • Cuando la patata está lista se escurre del aceite, dejando un poquito en la cazuela dónde sofreiremos una cucharadita de pimentón de la Vera con cuidado de no quemarlo. Añadimos ahí la patata frita y el arroz escurrido, se mezcla todo con el pimentón y se le añade un machado de ajo y perejil con una gotita de agua para envolverlo todo (ojo, una gotita de agua en el mortero, no la jodamos al final después de todo el trabajazo de freír y demás)

Se puede acompañar con un vino de pitarra del lugar. Es un vino tinto con poco cuerpo, bastante ligero y que sigue elaborándose como se hacía antes. Cada casa hace su propia pitarra de la cosecha anual de uva.

Después podemos tomar un café y acompañarlo de un licor del Valle. Lo tenemos de todas las frutas aunque la estrella es el aguardiente de cereza elaborado en la agrupación de cooperativas (si pinchas en el enlace puedes conocer nuestros productos elaborados a base de frutas cultivadas aquí).

Por cierto "pa'l caso patatas"

Todos los viernes nos vamos a comer la utopía del día a día. 
¿Te apuntas? 

#RecetasUtopicas 

Post publicado en el periódico digital iLeon.com

Pincha aquí para ver todas las recetas "utópicas"
Irma.- 

28 comentarios :

  1. Pero que buena pinta tienen estas patatas colorás. Besetes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues no veas lo ricas que están.

      Besines utópicos, Irma.-

      Eliminar
  2. Esos productos extremeños que ricos, en mi vida he comido unas migas tan ricas como las que nos comimos por La Vera ufff aun se me saltan los lagrimones. Buen provecho y gracias por compartir esta utopía.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué bonitoooo el valle de La Vera y que bien se come.

      Abrazote utópico, Irma.-

      Eliminar
  3. La humilde patata es que da mucho juego, Irmaaa.
    Poner la sal también al freír la patata, que se me olvidó en la receta, ¿vale?. Pizca de sal en la cocción del arroz y en la patata.
    Parece simple este plato, pero está de muerte.
    Gracias por dejarme participar y animo a otros a que nos confiesen sus secretos culinarios.
    Besos y buen finde

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que sí que sí que eché sal a las patatas y al arroz, pero me quedé un poquito corta con el pimentón, con lo cual hay que repetir a corto plazo, por cierto están riquísimas las patatas colorás, pero seguro que tu mami las borda.

      Hay que empezar hacer turismo utópico. Mil gracias a tí por confesarnos tus secretos culinarios y por tus utopías.

      Besines utópicos, Irma.-

      Eliminar
  4. JOerrrr que ricooo suenaaaa esto

    ResponderEliminar
  5. Hola Irma! Vaya blog tan interesante! aquí hay de todo. De momento me apunto como seguidor para no perderme nada de lo que pubiques, y además la pongo en la carpeta de recetas que tengo en favoritos, porque me gusta salsear en la cocina.
    Estas patatas tienen muy buena pinta. Ya te contaré.
    Me quedo un ratito más curioseando por aquí.
    Un beso ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aquí te puedes encontrar un batiburrillo de lo más utópico, estás invitado a colaborar.

      Abrazote utópico, Irma.-

      Eliminar
  6. Tiene muy buena pinta.
    Ummmmmmmmmmmmmmmmmmm

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues está ummmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmm +ummmmmmmmmmmmmmmmmmm

      Besines utópicos, Irma.-

      Eliminar
  7. Plato Rico y Económico.... ¡¡¡ Cuanta hambre quitan en el mundo las patatas y el arroz...!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Además de verdad y que rico está la verdad sea dicha.

      Abrazote utópico, Irma.-

      Eliminar
  8. Gracias por esta deliciosa receta!
    Besos!

    ResponderEliminar
  9. Viernes de rica pitanza y de sabrosos platos!!!

    Un beset.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguimos con las #RecetasUtopicas, te animo a colaborar con esa pizca de ingenio que echas en tus relatos.

      Besines utópicos, Irma.-

      Eliminar
  10. Nunca he probado esta versión de patatas pero tienen que estar buenísimas y parecen sencillas de hacer.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te invito a que pruebes esta versión de patatas porque es sencilla de hacer y están muy ricas.

      Besines utópicos, Irma.-

      Eliminar
  11. ñam ñam ñam, me dieron ganas de probar esa delicia, pero los productos de por aqui son diferentes............. bue
    Hoy me di cuenta que no te tenía en la lista de lectura
    Ahora ya te tengo
    Nos leemos, Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todos los productos que aparecen en la receta se pueden cambiar por los autóctonos de nuestra tierra, supongo que lo más complicado sea conseguir el pimentón de La Vera.

      Besines utópicos, Irma.-

      Eliminar
  12. las patatinas pobres de mi abuela, jeje!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y qué ricas tenían que estar.

      Besines utópicos, Irma.-

      Eliminar
  13. Apuntada queda. Es más, creo que de esta semana no pasa la prueba y aunque las patatas no sé de dónde serán, lo que no falta en mi especiero es el pimentón de la Vera. Gracias a Ginebra y a ti por abrir esta "puerta".

    tD1b, Irma.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nosotros acoplamos a la receta todos los productos de aquí, salvo el pimentón que tampoco falta nunca el pimentón de La Vera, es que Ginebra es mucha Ginebra, queda abierta la puerta para todo el mundo.

      Ya nos contarás...

      Besines utópicos, Irma.-

      Eliminar

Gracias por vuestros comentarios y sobre todo por creer en utopías, Irma.-