Perdemos milenios en decenios, no podemos perder la cultura popular ni su arquitectura tradicional. ¡Ojalá consigamos hacer realidad esta utopía! #SalvemosLosPalomares

2 de febrero de 2014

Reforzando utopías

 
** El miedo a los clavos  y  a ser etiquetados, nos vuelve cada día más vulnerables, por cierto, seguimos teniendo más tiempo que vida.

Post publicado en el periódico digital Ileon.com

Irma.-

10 comentarios :

  1. Puffff utópica muy pero que muy profundo y desgraciadamente así es.

    ResponderEliminar
  2. Un post cortito pero de lo más certero, como siempre.

    ResponderEliminar
  3. magnifica foto y muy buen post

    ResponderEliminar
  4. Nos toca reforzar lo que no está escrito includas las utopía, besiness

    ResponderEliminar
  5. Nuestros propios prejuicios se vuelven estigmas.

    ResponderEliminar
  6. Esto está escrito desde la buena voluntad y desde los sentimientos, pero miren, la gente o los niños no se curan, no se salvan porque están los familiares, así no se es ni mejor padre, madre, pariente, hijo, familiar, ni nada….lo único que se consigue con estas prácticas es que ats y enfermeras dejen de hacer su trabajo, que parece que lo hacen de muy mala gana, y que los médicos se acostumbren a preocuparse lo justo y no informen cuando se pregunta. Tenían que rodar una película o un documental con el espectáculo de los hospitales españoles, la gente durmiendo en sillas, tirada por las habitaciones, visitas a cualquier hora, vamos, compárenlo con cualquier hospital europeo, o si se ponen con el hospital del House ese.

    ResponderEliminar
  7. Costumbre española tercermundista de quedarse con los familiares en los hospitales haciendo el trabajo de las enfermeras y ats, que hacen su trabajo con desgana, se supone que hay una para sus, repito, sus ocho pacientes, aprox. Tenían que prohibir a la gente quedarse en los hospitales es penoso, costumbres de país atrasado y gente que no hace su trabajo, es hasta poco higiénico, espantoso. Se intentó erradicar pero se dejó por imposible, en los ochenta - noventa hubo un pequeño avance pero fue un espejismo, las ats encantadas y los médicos se han acomodado y les resulta práctico, vete tú a molestar a un médico fuera del horario. Estamos fomentando una sanidad tercermundista y carente de profesionalidad y responsabilidad con estas cosas

    ResponderEliminar

Gracias por vuestros comentarios y sobre todo por creer en utopías, Irma.-