Perdemos milenios en decenios, no podemos perder la cultura popular ni su arquitectura tradicional. ¡Ojalá consigamos hacer realidad esta utopía! #SalvemosLosPalomares

19 de noviembre de 2012

La utopía por Eduardo Galeano



** Gracias Galeano, hoy necesitaba oirte de nuevo para poder sobrevivir en mi propia utopía del día a día.

¿Qué tal si deliramos por un ratito?

¿Qué tal si clavamos los ojos más allá de la infamia para adivinar otro mundo posible?

El aire estará limpio de todo veneno que no provenga de los miedos humanos y de las humanas pasiones.

En las calles los automóviles serán aplastados por los perros.

La gente no será manejada por el automóvil, ni será programada por el ordenador, ni será comprada por el supermercado, ni será tampoco mirada por el televisor.

El televisor dejará de ser el miembro más importante de la familia y será tratado como la plancha o el lavarropas.

Se incorporará a los códigos penales el delito de estupidez que cometen quienes viven por tener o por ganar, en vez de vivir por vivir no más, como canta el pájaro sin saber que canta y como juega el niño sin saber que juega.

En ningún país irán presos los muchachos que se nieguen a cumplir el servicio militar sino los que quieran cumplirlo.

Nadie vivirá para trabajar pero todos trabajaremos para vivir.

Los economistas no llamarán nivel de vida al nivel de consumo, ni llamarán calidad de vida a la cantidad de cosas.

Los cocineros no creerán que a las langostas les encanta que las hiervan vivas.

Los historiadores no creerán que a los países les encanta ser invadidos.

Los políticos no creerán que a los pobres les encanta comer promesas.

La solemnidad se dejará de creer que es una virtud, y nadie nadie tomará en serio a nadie que no sea capaz de tomarse el pelo.

La muerte y el dinero perderán sus mágicos poderes y ni por defunción ni por fortuna se convertirá el canalla en virtuoso caballero.

La comida no será una mercancía ni la comunicación un negocio, porque la comida y la comunicación son derechos humanos.

Nadie morirá de hambre porque nadie morirá de indigestión.

Los niños de la calle no serán tratados como si fueran basura porque no habrá niños de la calle.

Los niños ricos no serán tratados como si fueran dinero porque no habrá niños ricos.

La educación no será el privilegio de quienes puedan pagarla y la policía no será la maldición de quienes no puedan comprarla.

La justicia y la libertad, hermanas siamesas, condenadas a vivir separadas, volverán a juntarse, bien pegaditas, espalda contra espalda.

En Argentina las locas de Plaza de Mayo serán un ejemplo de salud mental porque ellas se negaron a olvidar en los tiempos de la amnesia obligatoria.

La Santa Madre Iglesia corregirá algunas erratas de las tablas de Moisés y el sexto mandamiento ordenará festejar el cuerpo.

La Iglesia también dictará otro mandamiento que se le había olvidado a Dios, “amarás a la Naturaleza de la que formas parte”.

Serán reforestados los desiertos del mundo y los desiertos del alma.

Los desesperados serán esperados y los perdidos serán encontrados porque ellos se desesperaron de tanto esperar y ellos se perdieron por tanto buscar.

Seremos compatriotas y contemporáneos de todos los que tengan voluntad de belleza y voluntad de justicia, hayan nacido cuando hayan nacido y hayan vivido donde hayan vivido, sin que importe ni un poquito las fronteras del mapa ni del tiempo.

Seremos imperfectos porque la perfección seguirá siendo el aburrido privilegio de los dioses.

Pero en este mundo, en este mundo chambón y jodido seremos capaces de vivir cada día como si fuera el primero y cada noche como si fuera la última.

Post publicado en el periódico digital Ileon.com

Irma.- 

26 comentarios :

  1. Empachado de grandes verdades... necesitaré tiempo para digerirlo todo completamente.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Poquito a poco y feliz digestión.

      Un abrazote utópico, Irma.-

      Eliminar
  2. Realmente precioso Irma... y muy necesario. Yo, al igual que tu y que otros muchos, no puedo vivir sin utopía, no lo concibo.
    Gracias por recordarlo constantemente.
    Un abrazo,
    Ana I. Ferreras

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cada vez somos más los que creemos en utopías y los que luchamos por hacerlas realidad.

      Un abrazo utópico, Irma.-

      Eliminar
  3. Gracias Irma por recordarnos cada día tu utopía y compartirla con todos yo tambien me hago partícipe de ella.
    Un abrazo solete

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a tí ya que sin utópicos no existiría la utopía del día a día.

      Un abrazote utópico, Irma.-

      Eliminar
  4. Respuestas
    1. Es maravilloso oir a este señor, me tiene prendada desde siempre.

      Un abrazote utópico, Irma.-

      Eliminar
  5. ¡Cautivadora y hermosa voz la de Galeano! Un placer escucharle. Gracias por compartirlo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a tí y a tu sombra.

      Besines utópicos, Irma.-

      Eliminar
  6. Me gusta mucho lo que escribes ...ya sabes que los demonios las malas ideas y todos los diablos nunca los encontrarás si no los llevas dentro. y crear utopías es soñar y soñar es "despertar".
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡Qué grande eres tú también andré de ártabro!! mil gracias por asomarte a mi utopía.

      Un abrazote utópico, Irma.-

      Eliminar
  7. Vivir cada día, como si fuera el primero y cada noche como si fuera la última...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y que bien nos iria a todos Lola.

      Besines utópicos, Irma.-

      Eliminar
  8. ¡¡Qué poco alimentan las promesas, amiga!!.
    Muy inspirada tu utopía hoy. Congratulations.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡Habrá que seguir intentándolo!!

      Besines utópicos, Irma.-

      Eliminar
  9. Verdades como castillos de grandes. Lástima que muchas no pasen de ser una utopía, ya que me temo y por desgracia que nunca se llegaran a hacer realidad.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno todo es proponérselo, hay cosas que a veces parecen imposibles pero si se intenta se consiguen o por lo menos se habrá intentado.

      Un abrazote utópico, Irma.-

      Eliminar
  10. Creo que no te tenía Irma. Te enlazo a mi lista de blogs.

    Otro beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mil gracias.

      Un abrazote utópico, Irma.-

      Eliminar
  11. Respuestas
    1. Espectacular el Sr. Galeano.

      Un abrazote utópico, Irma.-

      Eliminar
  12. Descubro ésta ventana utópica abierta al mundo y me cuelo en ella sin hacer apenas ruidín, pero me quedaré por aquí. (Utopía = Buen Lugar).

    Escuché a Galeano y al pianista merced a una persona Homus Manium (Gracias!!!) que me lo sugirió, lo leí, y volví a leerlo, necesito tiempo para leeeeeeeer utopías.

    Cuantas cosas interesantes nos regalas Irma, gracias por éste regalín.
    Uno ó dos abrazos. Juan.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Milll graciass por tenerte por aquí, pero tienes que hacer más ruidín.

      Un abrazote utópico, Irma.-

      Eliminar
  13. http://www.youtube.com/watch?v=SWRHxh6XepM
    Esto es una gran utópia qué resolver urgente!.. gracias por compartir interensante su página.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y como no hagamos algo PRONTO mal vamos. Gracias por compartir esta utopía que se nos escapa de las manos.

      Abrazote utópico, Irma.-

      Eliminar

Gracias por vuestros comentarios y sobre todo por creer en utopías, Irma.-