Perdemos milenios en decenios, no podemos perder la cultura popular ni su arquitectura tradicional. ¡Ojalá consigamos hacer realidad esta utopía! #SalvemosLosPalomares

8 de abril de 2010

La Pícara Justina tiene casa en Mansilla de las Mulas


Con el IV Centenario de la publicación de ‘La Pícara Justina’, una de las grandes novelas del Siglo de Oro español, fue el eje central de la programación cultural del ayuntamiento de Mansilla de las Mulas, localidad a la que estuvo ‘vinculada’ este personaje literario, como ella misma relataba en la novela.

Mi padre y mi madre no quisieron tener oficios tan trafagones como sus antecesores, porque (como eran barrigudos) quisieron ganar de comer, a pie quedo. “Pusieron mesón en Mansilla, que después se llamó de las Mulas, por una hazaña mía que tengo escrita abajo. Es pueblo pasajero y de gente llana del reino de León, aunque pese al refrán que dice: amigo de León, tuyo seja, que mío non”.


La actual corporación municipal, no quiere dejar en aquel centenario el aroma del popular personaje por las calles de la villa y ya han firmado las escrituras de compra de un emblemático edificio mansillés para que en el futuro, una vez restaurada la casa, albergue el Museo de la Pícara.


Lo que sí es cierto es que Justina el primer pícaro mujer de nuestra literatura cuya mayor afición es divertirse, bailar e ir de romería en romería ha sido una buena ‘disculpa’ para impedir que se caiga la que seguramente es el último ejemplo de casa de adobe y tapial que permanece en pie en Mansilla, una villa que tuvo muchas similares y las perdió.


** Daros prisa a meter mano al edificio, que el pobré está como se suele decir para pocos trotes.

3 comentarios :

  1. Sino se viene abajo antes, porque está más pa'llá que pa'cá.

    ResponderEliminar
  2. Esperemos que no.

    Saludos, Irma.-

    ResponderEliminar
  3. hostia la casa de badás el trapero

    ResponderEliminar

Gracias por vuestros comentarios y sobre todo por creer en utopías, Irma.-