Perdemos milenios en decenios, no podemos perder la cultura popular ni su arquitectura tradicional. ¡Ojalá consigamos hacer realidad esta utopía! #SalvemosLosPalomares

5 de marzo de 2010

Los monumentos de León se "hunden"



El nivel de la Catedral desciende metro y medio en veinte años y tres el de San Isidoro por las sucesivas obras en sus entornos
Si se te das cuenta, para acceder a los principales monumentos leoneses siempre hay que «bajar». En la Catedral, te ves obligado a salvar dos escalones y medio, y tres en el caso de la basílica de San Isidoro. De hecho, el nivel del suelo de la catedral ha descendido, en los últimos veinte años, más de metro y medio, y el de San Isidoro, tres metros en las últimas tres décadas.
El porqué de esta situación pasa no porque estos históricos edificios se «hundan», sino porque el nivel del suelo en el exterior «no ha parado de crecer».
Así, la remodelación y peatonalización de la plaza de la Catedral y de su entorno se superpusieron a un sinnúmero de obras anteriores, elevando aún más el nivel de la calle y colaborando a «encajar» la estructura del primer templo leonés en el suelo. «De hecho, una de las razones para derribar Puerta Obispo a principios del siglo XX fue que también estaba siendo, poco a poco, enterrada, como el resto de la Catedral, y muchos vehículos ya no podían pasar bajo el arco», revela el experto en urbanismo Juan Carlos Ponga.
San Isidoro también está, actualmente, «soterrado». «En realidad, el nivel más o menos original es el de la puerta del museo», argumenta Ponga, ya que la creación de la actual plaza en los años setenta elevó considerablemente el nivel de la calle. «También hay que bajar dos metros para entrar en Palat del Rey; donde la entrada sí está a la altura original es en el Palacio de los Guzmanes, sede de la Diputación.
** En el libro "León perdido" de Juan Carlos Ponga Mayo se documentan incluso más razones de peso sobre el tema del derribo de Puerta Obispo, un libro muy interesante la verdad sea dicha, sobre construcciones singulares desaparecidas en la ciudad de León desde el año 1800 al 2000. Donde una vez más se demuestra que en León siempre hemos valorado poco nuestro patrimonio, a lo largo de la historia.
Irma.-

3 comentarios :

  1. Una entrada de lo más interesante. Y sí, parece que en León lo que gusta es "recrecer", de tal modo que en algunos pueblos ya se ven puertas de casas abandonadas que ya han sido cubiertas hasta la mitad por las sucesivas capas de asfalto y/o acera. Y en Puente Castro, por ejemplo, en algunas zonas de la Avda. de Madrid se ve que el nivel original de la calle estaba muchos metros más abajo (los edificios a los lados del bar Libra, por ejemplo)

    ResponderEliminar
  2. Si en León, lo de "recrecer" está a la orden del día y no importa lo que se lleven por delante, además no se cortan un pelo.

    Y no digamos lo que se ha desecado para construir encima, en fin dicen que las aguas siempre vuelven a su cauce y mi barrio debe estar así :( según cuentan

    Besines, Irma.-

    ResponderEliminar
  3. Interesante si señor y curioso el modo de ver cada vez más claro el todo vale a costa de lo que sea, planes de urbanismo, siempre pensando en sacar tajada, hay cosas que nunca cambian.

    Irma todo León esta construido sobre balsas de agua, regueros y asi nos va, pero bueno al final como tú bien has dicho, los rios siempre vuelven a su cauce por mucho que intentemos encauzarlo todo.

    Saludos Ricardo, besines Irma.

    ResponderEliminar

Gracias por vuestros comentarios y sobre todo por creer en utopías, Irma.-