Perdemos milenios en decenios, no podemos perder la cultura popular ni su arquitectura tradicional. ¡Ojalá consigamos hacer realidad esta utopía! #SalvemosLosPalomares

25 de febrero de 2010

Tierra Camala


Decir Camala a quienes no son conocedores de nuestro pasado romano puede que no les aclare muchas cosas.Hablar de Tierra Camala en otros rincones de la provincia puede significar poco, pero decir Tierra Camala en la comarca de Sahagún es hablar de algo suyo y querido, de una revista que ha calado hondo y les he llevado a sus gentes mucha información
Las cualidades de la revista: dedicación a la comarca y sus gentes, variedad de temas, curiosidades y novedades, historia y tradición, y puertas abiertas a todo tipo de colaboración, que no sea política pues Tierra de Camala “huye de los enfrentamientos y la política, estamos todos en el mismo bando y la segunda que queremos hacer llegar a nuestros lectores una visión optimista”.
Tiene, una vez más, un poco de todo el número de febrero. El citado artículo de gastronomía junto a otros de asuntos de la comarca (como la actualidad de la Cruz Roja), la arquitectura tradicional con un estudio sobre palomares, la historia de Castellanos y un interesante artículo ‘humano’ del veterano periodista de la tierra Félix Pacho Reyero, que habla de las gentes que venían por los pueblos: quincalleros, estañadores, afiladores, poceros, capadores, campaneros, estraperlistas, retratistas, el tío del unto... y tantos otros.
** Pues que decir desde aquí a Cristina y todo el equipo que forma Tierra Camala, enhorabuena es un trabajo fantástico lo que se está haciendo por toda esa zona y desde aquí, pues un llamamiento a todas las localidades posibles para financiar este tipo de trabajos, que sirven para sacar a la luz, ciertos temas que sino con el paso del tiempo se irían perdiendo, como suele suceder casi siempre.
Y un gusto colaborar para Tierra Camala, con nuestra pequeña aportación sobre nuestro estudio sobre los palomares.
¡¡¡ENHORABUENA!!!
Irma.-

3 comentarios :

  1. Gracias a vosotras por vuestra inestimable ayuda; gracias por luchar por nuestro barro...

    ResponderEliminar
  2. A ver si conseguimos entre todos, darle un tirón de orejas a todo el mundo, para no seguir perdiendo nuestra arquitectura tradicional en este caso los palomares, que como se demoren mucho, pasará todo al recuerdo.

    Nos vemos entre algún renglón de Tierra Camala.

    Irma.-

    ResponderEliminar
  3. Alguna inclinación si hay, que ademas es la niña mimada de La Crónica, está bien el proyecto ya podia haber este tipo de inciativas por todas las Comarcas.
    Otro gallo cantaria.

    ResponderEliminar

Gracias por vuestros comentarios y sobre todo por creer en utopías, Irma.-