Perdemos milenios en decenios, no podemos perder la cultura popular ni su arquitectura tradicional. ¡Ojalá consigamos hacer realidad esta utopía! #SalvemosLosPalomares

11 de octubre de 2011

Regalo utópico (cuídado NO APTO para sensibilidades TIERNAS y pijas)

** Una amiga muy especial me regaló unos palabros, si eres sensible o de est@s pij@s que todo les parece mal, abstenerse de leer este post, porque ahora como somos todos tan políticamente correctos y todo nos parece mal,  os hiere la sensibilidad fijo.

La historia es que durante años y en diferentes sitios fue recopilando palabros de la gente, y tenía pensado publicarlos pero su blog de arte (no pinches aquí) no es el sitio idóneo (según ella), así que me los pasó a mí y aquí entre los tres hemos armado este post, uno con fotos utópicas (que ya le vale también al primo) y otra con los palabros, en definitiva nos juntamos el hambre con las ganas de comer.

Y el primo de la susodicha (me ha llamado sosa) alegando que últimamente había perdido la ironía en este blog, la cosa es que creía no haberla tenido nunca, bueno se me habrá escondido, va por tí Helena y por el primo, que sois igual de malajes los dos.

Entre palabra y palabra un palabro.


-La nuera a la suegra- llamada de teléfono, abuela que te dijo el médico -pues menudo susto que me ha dado- entonces- pues nada que por culpa de la tensión ha estado a punto de darme un artefacto (dícese infarto)

-La mujer al marido- Pero bueno que hace tu madre viendo la tele hasta las tantas- pero si no ve la tele lo que mira es el teletiesto (dícese teletexto)

 

 -Dos amigos en la calle- ¿Que vas al médico? - si voy al saturnino- te han cambiado de médico - no que va es que voy por los oídos (dícese otorrino)

 -Una conversación- Entonces este año no te has disfrazado- No ya no ,desde que el jurado me dijo que estaba descalcificado por llevar la cara tapada ( dícese descalificado)
 

-Una señora mayor a su nuera- Pero porque  dejas salir a la chica hasta tan tarde no hace nada bueno en esas pincontecas  (dícese discoteca).

-Paseando por la calle- Cuidado cuidado que esta rojo el almazaro  (dícese semáforo) 


-Señora viendo las noticias-  Pero cuanta hambre hay en el mundo, si no paran de llegar cayutos (dícese cayucos)

-Derribo-  Que te parece lo que han hecho – yo quería la Ermita que teníamos a mi no me gusta el manolito (dícese monolito)


Nadie se rie de nadie, no es lo mismo reirse de... que reirse con... así que este post por supuesto no es para generar ni malos entendidos, ni rollines raros, es simplemente para hacernos unas risas.

Si ponemos una chispina de humor a la vida, la veremos de mejor color, besines utópicos...

¡¡Gracias!!
Irma.-

20 comentarios :

  1. En la vida hace falta optimismo y esa forma de hablar la aporta, un abrazo!

    ResponderEliminar
  2. jajaja pues no pides tú nada moza, si ahora estamos rodeados de sensibilidades tiernas y pijas por los cuatro costados.

    Salud!

    ResponderEliminar
  3. Anda, con lo buenas que son las coñas familiares con los palabros esos, yo tengo una lista de ellas que te cedo para ampliar cuando quieras, jajajaja.
    Besazos casi utópicos.

    ResponderEliminar
  4. me encantan los palabros y todos tenemos alguna coletilla o algo gracioso que se queda en la familia. Y me has hecho reír a estas horas de la mañana, perfecto jejej.

    Besitos y sonrisas por toneladas.

    ResponderEliminar
  5. Debo confesar que según empecé a leer creí que iba de 'tacos', pero a medida que avanzaba con este post tan simpático veía que no, que era a otro tipo de 'palabrero' al que te referías. Gracias Irma por esa dosis de humor.
    Un besote.

    ResponderEliminar
  6. Que panzada a reir jajajajaa utópica eres tremenda

    ResponderEliminar
  7. que panzada a reir muy bueno pero ¿quién te llama sosa a ti? que le crujimos las piernas si hace falta

    ResponderEliminar
  8. Cualquiera sopla ahora a la utópica con su barquita llamada utopía.

    A ver quien la aguanta

    ResponderEliminar
  9. Pues no se ven ni pedales, ni remos ni motor fijo que navega a golpe de utopía, buena es la niña.

    ResponderEliminar
  10. si para algo sirve la utopía es para seguir a flote

    ResponderEliminar
  11. ¡Ja,ja,ja pues hasta las pijas y tiernas se van a partir a reír, porque lo leerán seguro. Un besín.

    ResponderEliminar
  12. jejejejejeje... chiste irma: Papa...papa... comprame un chandal de nadal..... ehhhh nene tu lo que quieres es un bañador ¿?¿?¿? Besitos guapaaaaaaaaaa

    ResponderEliminar
  13. ¿Papito vos sabés que tengo que hacer para ser utópica como Irma?

    Vos sos Mafalda y ....

    ResponderEliminar
  14. Mamá mamá en el colegio me llaman utópica, bahh bobadas niña pero no dejes de remar tu utopía que nos hundimos.

    ResponderEliminar
  15. Muy bueno! juasss se me olvidó mi comentario. Las suegras y las nueras siempre han dado mucho juego

    ResponderEliminar
  16. SEPAN USTEDES QUE DAN MIEDO LOS TRES JUNTOS, UNA ARTISTA, UNA UTÓPICA Y UN PRIMO.

    ME UNO A REMAR EN ESTA BARCA DE LA UTOPÍA. UN ABRAZO UN POST CARGADO CON MUCHA CHISPA DE INGENIO Y SIMPATÍA.

    ResponderEliminar
  17. Buena mezcla utopía con nueras suegras y primos

    ResponderEliminar
  18. ¿Quién no ha pronunciado alguna vez uno de esos palabros? Hace pocos días, servidora metió la gamba hasta el fondo con un latinajo que ahora mismo no recuerdo pero que en ese momento quise que me tragara la tierra. Ya estaba dicho y no podía dar marcha atrás. ¡qué vergüenza pasé!
    Mu güeno lo tuyo, cazurrina.
    Un besín.

    ResponderEliminar
  19. Si hay que ampliar el listado se amplia, yo tengo serios problemas con los refranes, pero serios de muy serios.

    Me alegro os haya gustado el regalín que me hicieron Elena y su primo para la utopía del día a día, la verdad estoy rodeada de gente estupendísima.

    Gracias a todos por seguirme y por vuestros comentarios.

    Besines utópicos, Irma.-

    ResponderEliminar
  20. Ten cuidado con los ballenatos del Bernesga al surcar sus aguas, por cierto no olvides que siguen siendo "especies en extinción"

    ResponderEliminar

Gracias por vuestros comentarios y sobre todo por creer en utopías, Irma.-