Perdemos milenios en decenios, no podemos perder la cultura popular ni su arquitectura tradicional. ¡Ojalá consigamos hacer realidad esta utopía! #SalvemosLosPalomares

26 de abril de 2010

Así fue la plaza de Santo Domingo



La plaza de Santo Domingo no siempre tuvo una fuente en su centro. Lo que sí ha mantenido es su personalidad entre el viejo y el nuevo León.

Santo Domingo nació con el llamado Ensanche de León, a principios del siglo XX, cuando la ciudad trazó su nuevo centro neurálgico fuera de las ataduras del casco antiguo. Santo Domingo fue uno de aquellos tres vértices los otros dos fueron San Marcos y Guzmán que marcaron un nuevo León, moderno y renovado, que se abría paso aprovechando el tirón del ferrocarril y sobre todo, el auge del comercio.

La ciudad romana y medieval quedaba lejos del tren y de la actividad económica que nacía con una nueva burguesía local. En 1904, el Ayuntamiento aprobó el Plan de Ensanche con la Gran Vía de San Marcos como principal eje de desarrollo y con la avenida de Ordoño II como nexo de unión entre la estación de ferrocarril y el casco antiguo.

En ese nuevo trazado, la Plaza de Santo Domingo, que debe su nombre a un antiguo convento desaparecido que se ubicaba en la zona, fue el punto de encuentro entre dos conceptos de ciudad. Ha sabido convivir con siglos de historia y con la modernidad que traían los nuevos tiempos.

Demolido el viejo Hospital, en Santo Domingo se alzó una casa, la de Roldán, que alojó un comercio espléndido, construido también el Casino, en 1923, la plaza de Santo Domingo empezaba a ser la ‘city’. En los años veinte se hizo mucho: el hotel Oliden que en 1928 era orgullo de los leoneses. Y así la plaza ha ido tomando forma durante décadas.

Por las fotos más antiguas se puede comprobar que no siempre tuvo fuente como ahora, ni tampoco siempre fue circular su forma de regular el tráfico. Santo Domingo se mantiene como gran centro neurálgico de la ciudad. O el lugar donde la gente quedaba en el reloj de Santo Domingo.

** Espero que estos cambios, se hagan desde la cabeza y el corazón por algo mejor, no para llenarse los bolsillos unos pocos, como suele pasar últimamente. Me asaltó un poco, la nostalgia hacia nuestra plaza de Santo Domingo.

Irma.-

10 comentarios :

  1. Que será que nadie confía ya en las obras de un tranvía innecesario en la actualidad para León.

    Gracias por compartir los cambios que ha sufrido Santo Domingo, con reloj incluido.

    ResponderEliminar
  2. Como te comenté en el otro post, me ha gustado mucho lo que has hecho con las fotos antiguas de la pza de Santo Domingo, gracias por compartir todo el trabajo que conlleva todo esto y por cierto felicidades por ese rincón absurdo, caí de casualidad ahora.
    ¿¿De donde sacas tanto ingenio y para tanto???

    (podias poner un enlace más grande para el rincón absurdo QUE PASA DESAPERCIBIDO) imagino que lo has hecho adrede, pero ya te vale a ti tambien.

    Un abrazo cazurrina, Gonzalo

    ResponderEliminar
  3. Tiene sus días contados Santo Domingo y ojalá como bien has dicho no sea para llenar más los bolsillos de "algunos".

    Por cierto estoy totalmente de acuerdo con lo que dice Gonzalo, el rincón absurdo pasa totalmente desapercibido y no debería ser así porque niña lo que haces, lo estas haciendo genial y desde aqui decirte que enhorabuena, campeona. Haz el enlace más grande no seas jodida, que por aquí entra mucha gente y ese rincón merece ser más leido.

    ResponderEliminar
  4. Como siempre muy currado.

    ResponderEliminar
  5. A ver que pasa, aunque el trazado ya está aprobado y publicado, ojalá necesitásemos ese tranvia tanto como nos lo quieren vender, pero lamentablemente en León no hay conciencia de dejar el coche en casa y moverse andando o bien utilizando los medios de transporte urbano y ahora encima a eso le sumamos el tranvía.

    En fín primero me quedé sin hora cazurra y ahora sin chorro cazurro. Me puede la nostalgia, espero que sea todo para bien y no para el bien de unos pocos.

    Besines, Irma.-

    ResponderEliminar
  6. Muy bueno el post, felicidades.

    ResponderEliminar
  7. Buen inciso pero las cabezas que dicen ser pensantes sólo piensan en su propio beneficio.

    Y por supuesto un NOO ENÉRGICO A QUE HAGAN DESAPARECER LA FUENTE DE SANTO DOMINGO, para tal pirulez.

    ResponderEliminar
  8. En el año 2010, estuvo a un tilín de desaparecer tanto la fuente como la plaza, con el famoso tranvía llamado "deseo político", pero afortunadamente libró ;)

    ResponderEliminar
  9. Apenas conozco León, la capital histórica del Reino, así lo voy conociendo. Gracias

    ResponderEliminar

Gracias por vuestros comentarios y sobre todo por creer en utopías, Irma.-