Perdemos milenios en decenios, no podemos perder la cultura popular ni su arquitectura tradicional. ¡Ojalá consigamos hacer realidad esta utopía! #SalvemosLosPalomares

21 de noviembre de 2009

El urogallo, la extinción es para siempre

Desgraciadamente se encuentra en peligro de extinción, ya que siempre ha sido una pieza codiciada por los cazadores, aunque no sólo la caza es la culpable de su disminución, sino más bien y como en todas las especies, la desaparición paulatina de su hábitat.

En 1981 había en la provincia de León 274 parejas de urogallos, de las que 187 estaban en el núcleo oriental de la provincia y 87 en el occidental. Algunas de ellas estaban en tierras palentinas, pero muy pocas.

En el último censo realizado, de 2005, la reducción ha sido drástica y preocupante: Sólo 82 parejas están documentadas en nuestra provincia, 13 en el núcleo oriental y 69 en el occidental, estando desaparecida la colonia existente en Palencia. En pocas palabras, el descenso de la población ronda el 70%.

Los expertos de la Seo, en el caso de León insisten, que una de las medidas más eficaces para la conservación de esta especie es “la información, la educación ambiental y la participación, que, curiosamente, es la línea menos desarrollada hasta el momento”.

"Al urogallo cantábrico le quedan 10 años de vida si no se protege".

El ave está "críticamente amenazada", aunque se da la paradoja de que hay núcleos en los que resiste mejor, al oeste y al sur de la Cordillera Cantábrica, como son las zonas de Villablino, Omaña y La Cepeda.
Y hasta hace cuatro días el pobre bicho era un plato suculento que aparecia en los libros de cocina, la edición del libro data de 1.991, donde aparecen un par de recetas de urogallo de la zona, hablamos del siglo pasado pero demasido cerca en el tiempo aún...
La extinción es PARA SIEMPRE.... no dejemos que así sea

4 comentarios :

  1. La conclusión de los expertos es que no sabemos casi nada de urogallos, y que los 14 proyectos de cría en cautividad puestos en marcha en Europa en los últimos años han sido un fracaso. En total se soltaron más de 2.000 pájaros y sólo en 4 de estos 14 proyectos se lograron resultados medianamente optimistas.

    El problema de la cría ésta es que los individuos de granja son incapaces de poder adaptarse a las dietas naturales en estado silvestre "como consecuencia de una disminución de la capacidad digestiva y metabólica en las aves cautivas", además de carecer del mínimo comportamiento de protección ante los depredadores.

    ¿Qué podemos hacer? Los políticos seguro que prefieren la cría en cautividad, pues vende mucho y da trabajo a muchos amiguetes, pero lo único serio es proteger con uñas y dientes el hábitat actual donde malsobreviven los últimos urogallos leoneses

    ResponderEliminar
  2. La cautividad no le sienta bien a nadie, tampoco a los animales.

    ResponderEliminar
  3. ¡¡¡¡Puxa Asturies!!!!domingo, 22 noviembre, 2009

    En Oviedo hasta no hace mucho habia un garito que lo servian en un restaurante, asi que no os extrañeis tanto, que aparezcan recetas en libros de cocina.

    Y en Tarna no hace tanto apareció otro por sus calles, porque el pobre no encontraba una hembra, el urogallo tiene las horas contadas.

    Oye ye guapina esta utopia

    ResponderEliminar
  4. El urogallo que se paseaba por Tarna, le llamaban Mansín, pero un perro que de repente dejó de tener dueño, lo mató, una vez más el instinto animal da capote a los débiles, pero un perro mata un urogallo, pero, ¿cuántos ha matado el hombre? y lo sigue haciendo, no confundirse, ahora que ya apenas hay hasta los alcaldes se quieren involucrar, el porque está claro, PARA SACAR TAJADA

    ResponderEliminar

Gracias por vuestros comentarios y sobre todo por creer en utopías, Irma.-