Perdemos milenios en decenios, no podemos perder la cultura popular ni su arquitectura tradicional. ¡Ojalá consigamos hacer realidad esta utopía! #SalvemosLosPalomares

12 de abril de 2019

Los políticos de este país han prometido centros de interpretación de los paisanos y paisanas que se extinguen en los pueblos de España #EspañaVaciada


Ahora que estamos en plena campaña electoral y se acerca Semana Santa, parece que  todo el mundo siente  "PASION" por los pueblos vivos. Es justo el momento de puedo prometer y prometo...

Fue un placer inmenso encontrarme con este rebaño de amigas y que todas me saludasen a la vez con un beeeeeeeeeeeeee, eso quiere decir que me siento viva, huelo a pueblo y me encanta pisar y sentir la tierra. La edificación que se ve al fondo de la fotografía es un palomar lleno de palomas, los palomares tienen que tener palomas, ya que no son parques temáticos de fin de semana para hacerse unas fotos y volverse a casa orgullosos y orgullosas de oler a pueblo, en fin...

El gran Miguel Delibes decía aquello de "La cultura se crea en los pueblos y se destruye en las ciudades", estoy totalmente de acuerdo con ello. 

Por cierto, en breve también tendremos un centro de interpretación del beeeeeeeeeeee de la oveja porque no habrá rebaños en los pueblos, ni pastores y pastoras que las cuiden, de hecho ya hay centros de interpretación de palomares y luego somos tan hábiles que dejamos que se caigan uno a uno, eso sí, nos falta el centro de interpretación de los paisanos y paisanas que se extinguen en los pueblos y si hay que hacer el gran museo de humanidad deshumanizada de los pueblos de España se hace, será por dinero.

Os invito a leer el libro de Tierra de mujeres de María Sánchez, no es un libro más sobre el mundo rural, es "su gran libro", es el libro de nuestras madres, abuelas, bisabuelas... es un libro feminista, donde se habla de mujeres anónimas, mujeres olvidadas que gracias a ellas hoy somos lo que somos.

María Sánchez en su libro Tierra de mujeres, dice  que "es maravilloso ver que el mundo rural está de moda, pero produce impotencia asistir a una ola de columnistas de verano y de fin de semana sin relación ni una preocupación seria por nuestro medio rural".

De todos modos, ahora en plena campaña electoral, curiosamente todos los políticos de este país ponen en boca el mundo rural.

El campo no necesita que las ciudades lo hagan más atractivo. Ya lo es
Del libro Tierra de mujeres de María Sánchez

Irma Basarte10.-

27 comentarios :

  1. A ver si puedo hacerme con el libro.
    También soy amante de la vida rural, pero hay que reconocer que es complicado, por la falta de servicios (por culpa de nuestros miserables políticos) y por la monotonía.
    Para un niño, es ideal criarse en el pueblo. Es lo mejor. Llegada la adolescencia, el pueblo es el aburrimiento total. Lógico. Una vez pasada la primera juventud o la segunda, el pueblo se vuelve de nuevo atractivo. En la tercera o cuarta edad, el pueblo se vuelve de nuevo complicado por la cosa de los médicos y los servicios. Pero,claro, si no hay trabajo, a ver.
    Salu2.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te encantará el libro de Tierra de mujeres de María Sánchez, ya me contarás.

      Abrazote utópico, Irma.-

      Eliminar
  2. The herd is very beautiful and curious.

    ResponderEliminar
  3. Como pueblerino que soy, me desespera ver como se están despoblando y, en algunos casos, hasta abandonándose...
    Saludos.

    ResponderEliminar
  4. Si, ahora están de moda pero solo hasta el día 29 Abril que otra vez dormirán en el olvido.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por eso es importante saber lo que queremos y como queremos vivir nuestro futuro más inmediato.

      Abrazote utópico, Irma.-

      Eliminar
  5. Jeje! Que buena, todas mirando a cámara! Me encanta.
    Yo ya llevo unos años en el mundo rural y como bien dices los políticos solo se acuerdan en campaña.
    Un abrazo Irma

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Según me vieron una dijo algo así como beeeeeeeeeeeeee y todas se dieron la vuelta y vinieron corriendo donde estaba yo, fue genial ese ratín, disfruta del mundo rural, yo cada vez tiro más al monte.

      Abrazote utópico, Irma.-

      Eliminar
  6. Las ciudades cada vez son más monstruosas.
    Y el campo más hermoso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo contigo en todo.

      Besines utópicos, Irma.-

      Eliminar
  7. ·.
    Viendo tu adorable rebaños, ellas tan inocentes, se me ocurre pensar en manadas que irán a las urnas sin el necesario espíritu critico, que nunca han tenido ya que otros se han ocupado de que no lo tengan.
    La España vacía es un concepto. La España vaciada es una realidad, que tiene responsables.
    Un besín

    LMA · & · CR

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay demasiadas manos negras detrás de la España vaciada, me da pena cuando comparamos a las ovejas con esos votantes borregos de dos patas, ya que las ovejas solo se mueven si ven su pesebre lleno, en cambio los borregos de dos patas no, en fin...

      Besines utópicos, Irma.-

      Eliminar
  8. me lo apunto, porque las novelas de la editorial seix barral suelen ser buenas. y confieso que me suelen gustar más los libros escritos por mujeres...
    a pesar de ser de madrid, crecí viendo vacas, caballos, ovejas y gallinas, en un pequeño pueblo del interior de cantabria al que íbamos a veranear.
    besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No es una novela como tal pero a mí me pasa igual con esa editorial también, a mí personalmente me encantó. De pequeña iba al pueblo de mis abuelos y puffff como disfrutaba de todo, animales, plantas, árboles, vida y aun sigo haciéndolo.

      Besines utópicos, Irma.-

      Eliminar
  9. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  10. Me ha encantado el post que has hecho y el libro tiene una pinta estupenda, gracias por la recomendación. El blog de María Sánchez me ha gustado mucho, qué detalle poner textos en extremeñu... curioso.
    Pues un hurra por la mujer rural. Yo soy de pueblo y mi madre y mi padre han sido agricultores y viven en el pueblo. Yo estudié, trabajo también en un pueblo y tengo casa en el mío porque es mi retiro en cuanto tengo un fin de semana o unas vaciones. Entiendo la vida de los pueblos y de sus gentes porque yo no me he despegado de eso, sigo sintiendo esa emoción tan "simple" y a la vez tan satisfactoria cuando llego allí.
    Creo haber escuchado a esta chica en el Bosque Habitado, en esas entrevistas que tan bien presenta Mª José Parejo Blanco.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí la has escuchado en El Bosque Habitado, por cierto si te enteras que presenta su libro cerca de ti no dudes en ir, te fascinará en todos los sentidos, tuve la suerte de conocerla el año pasado cuando presentó su poemario Cuaderno de campo en León y aparte que terminamos tomándonos unas cañas juntas tiene mucho pero muchísimo que aportar.

      Besines utópicos, Irma.-

      Eliminar
  11. Ahora en campaña a todos se les llena la boca con promesas y las propuestas mas dispares para aumentar la población. Una de ellas el tener mas hijos yo conozco el caso de un pueblo que si residieran los hijos de una familia con sus parejas y un solo hijo tendría mas población que tiene. Esa familia tubo 18 hijos y como recompensa en aquellos tiempos les dieron unos pisos en Valladolid.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo malo es la cantidad de gente crédula que traga y se cree todo lo que la echen... Así nos va.

      Abrazote utópico, Irma.-

      Eliminar
  12. Me ha encantado tu post y la fotografía me parece muy de tu estilo, qué utópica eres cielo.

    Besines

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso es que me miras con muy buenos ojos.

      Besines utópicos, Irma.-

      Eliminar
  13. De los políticos no hay que fiarse, cad si nunca cumplen lo que prometen.
    Tengo ovejas al lalito de casa en un huerto. Casi todos los años paren. Me encanta verlas Irma. Buscaré el libro en la biblioteca.
    buena semana.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar

Gracias por vuestros comentarios y sobre todo por creer en utopías, Irma.-