Perdemos milenios en decenios, no podemos perder la cultura popular ni su arquitectura tradicional. ¡Ojalá consigamos hacer realidad esta utopía! #SalvemosLosPalomares

27 de enero de 2019

El cambio climático también ha llegado a las pinturas Alpino, NO es utopía es realidad


Por cierto, de en una fábrica de juguetes familiar surgieron las pinturas de colores Alpino. El origen de Alpino se inició en 1933 en Anglès (Girona), los hermanos Masats utilizaban los trozos de madera que les sobraban de la fábrica de juguetes donde trabajaban y como eran muy apañadines, en su cocina fabricaron los primeros lápices y minas de colores, con los que pudimos dibujar y pintar nuestra infancia.

Fijaros detenidamente en los dibujos de las cajas, cuando éramos pequeños no existía cambio climático, incluso Heidi era feliz en las montañas con sus amigos, claro que el abuelo de Heidi se pasaba el día haciendo quesos, seguro que hoy el güelu tendría que pagar una buena multa por hacer quesos ilegales, en un lugar que desgraciadamente poco a poco solo va quedando en nuestra memoria.

Y qué decir eso de dejar jugar sola a Heidi, quizás por eso cada día tengo más ansias de tirarme al monte, porque afortunadamente soy de esa generación que tuvimos la suerte de crecer rodeados de historias bonitas y de entornos preciosos y llenos de vida. Legado que deberíamos dejar a las próximas generaciones, pero parece que seguimos empeñados en fastidiarlo todo.

En la actualidad tenemos plastificadas nuestras ideas y nuestras neuronas, no somos capaces de ver más allá y el cambio o se hace tal que ya o no habrá vuelta atrás, claro que viendo los tuercebotas que nos gobiernan y nos quieren gobernar hablando sobre el cambio climático, dan pánico... y si no que se lo pregunten a Trump o al primo de M. Rajoy.

No voy lenta, voy deteniendo el cambio climático ¿y tú? 

Irma Basarte10.-

36 comentarios :

  1. Es curioso lo de los colores Alpino. la verdad es que el cambio climático está terminando con todo poco a poco y no nos queremos dar cuenta de ello. Es una pena. Al final nos pasará factura y entonces ya no habrá vuelta atrás. Me ha gustado tu blog, asi que me quedo en él. Te invito a conocer también el mío https://elbaulderita.blogspot.com/ Un amistoso saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por la invitación y por quedarte en esta utopía.

      Abrazote utópico, Irma.-

      Eliminar
  2. ALTERACIÓN , es la etiología ( el CLIMA , solo cambiaba para *enfatizar* las "estaciones" ). Hoy ,
    nos sorprende "con otra apariencia" por la *accio* ( ambición ) de *otros* . ALTERACIÓN DESMEDIDA

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es y como no cambiemos pronto el modo de actuar será demasiado tarde y posiblemente no haya vuelta atrás.

      Abrazote utópico, Irma.-

      Eliminar
  3. Qué recuerdos, los lápices de colores Alpino.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Eso es, vayamos lento del modo que planteas para cambiar el cambio climático y atajemos rápido el problema. Lo de las pinturas tal cual, me has hecho ir a mirar la caja de pinturas de mi hijo y es tal cuallll jajajajaajaja. Muy bueno el post siempre enlazas la realidad con mucha ironía.
    Un abrazo utópica

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que no perdamos nunca la ironía si no sí que estaremos perdidos.

      Abrazote utópico, Irma.-

      Eliminar
  5. Respuestas
    1. Jajajajaja me alegro de tu encantamiento.

      Abrazote utópico, Irma.-

      Eliminar
  6. Muy bueno y como siempre vas sobrada de razón. Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Puffffff ojalá sobran razones para cambiar todo esto y cambiemos.

      Abrazote utópico, Irma.-

      Eliminar
  7. Hello Irma,
    This is a very good article.
    Best regards, Irma

    ResponderEliminar
  8. Creía que ahora los hacían de plástico o en China, uffff.

    Bonitos recuerdos y el cambio climático va a ser utópico el pararlo.

    Feliz semana utópica.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es de las poquitas cosas que aun nos quedan, pufff esperemos hacer realidad y "cambiemos" el cambio climático YA.

      Abrazote utópico, Irma.-

      Eliminar
  9. Lápices Alpino, qué recuerdos y qué estupendos lápices. Mis hijos son los que usan. Buen post reivindicativo, somos bípedos con neuronas plastificadas, desde luego. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Qué guay que tus hijos usen estos lápices de colores!

      Besines utópicos, Irma.-

      Eliminar
  10. Como siga la cosa así en el próximo diseño la cabra sale con gafas de sol y en la playa...a ver si logramos que no pase.
    Un abrazo Irma

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Pobre cabra! Aunque creo que es un ciervo.

      Abrazote utópico, Irma.-

      Eliminar
  11. Ayer vi la peli de Al Gore... y estoy todavía afectado...
    Nos vamos a cargar todo.

    Besos.

    ResponderEliminar
  12. Todo va cambiando, y no siempre para mejor. En esta evolución la humanidad se lo va cargando todo, de forma intendible.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Parece que el siglo XXI es el siglo de la extinción, nos hemos empecinado en terminar con todo y como sigamos así lo vamos a conseguir no tardando.

      Abrazote utópico, Irma.-

      Eliminar
  13. A titulo individual yo pienso que lo mejor que podemos hacer es predicar con el ejemplo, sin posturas excesivamente radicales, que siempre acaban produciendo rechazo y provocando el efecto contrario al que deseamos conseguir.

    Tampoco está de más en la medida de lo posible participar con alguna organización o colectivo que persiga la defensa del medio ambiente, hay muchas.

    Un utopí-abrazo, Irma.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Depende lo que sean para ti la posturas radicales, pero este mundo ahora mismo necesita un cambio radical tal que ya, si queremos retomar lo que estamos perdiendo a pasos agigantados.

      Y claro que existen organizaciones, colectivos y asociaciones haciendo cosas maravillosas, afortunadamente tengo la suerte de conocer varias y participar en alguna de ellas, es fácil la utopía se consigue hacer realidad siempre y cuando nos movamos del sofá y simplemente con el hecho de consumir cada vez menos plástico, plantar árboles y un largo etc que está al alcance de cualquiera de nosotros.

      Otro utopí-abrazote grande, Irma.-

      Eliminar
  14. Como me gusta venir a visitarte.
    Que tengas un buena buena semana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro y me alegran tus visitas.

      Abrazote utópico, Irma.-

      Eliminar
  15. ·.
    Y estamos llegando al punto en el que el cambio climático sera ya irreversible... aunque nosotros decidiéramos parar. Pero eso no les preocupa a a nuestros gobernantes, que se rigen por la sabia regla de que..."para lo que me queda en el convento me cago dentro".
    Así es y aún así tendremos que seguir bregando.
    Quién no hay tenido unos Alpino no sabrá valorar bien los cambios producidos, fuera de la caja.
    Bicos Utípicos

    LMA · & · CR

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y encima seguimos pensando que este u otro gobernante nos va a librar de esto, cuando lo único que les importa es pillar "cacho", que razón tienes Alfonso y que ascazo me dan (dicho sea de paso).

      Alpino siempre ha sido mucho Alpino aunque cambie la caja.

      Besines utópicos, Irma.-

      Eliminar
  16. Cambiemos las costumbres para no cambiar esta maravilla de "casa" que tenemos Irma. Buenos recuerdos de esa caja.
    Buena semana.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es cambiemos nosotros y mimemos esta maravilla de "casa".

      Besines utópicos, Irma.-

      Eliminar
  17. Otro que dibujo con los lapices de colores Alpino y corrió libre por los campos.
    Hoy los niños de nuestros pueblos no parecen tan activos como lo fuimos antes.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que desgraciadamente los niños en los pueblos también están apunto de extinguirse y prometo que no estoy negativa, pero es que la realidad supera con creces la ficción.

      Abrazote utópico, Irma.-

      Eliminar

Gracias por vuestros comentarios y sobre todo por creer en utopías, Irma.-