Perdemos milenios en decenios, no podemos perder la cultura popular ni su arquitectura tradicional. ¡Ojalá consigamos hacer realidad esta utopía! #SalvemosLosPalomares

26 de octubre de 2017

Puede que Cervantes estuviese apuntado al Canal Cocina de Tierra de Campos por sus lentejas y por sus pichones utópicos

Utopías posibles #SalvemosLosPalomares 

** Hace unos meses Fernando Otero Perandones e Isabel Rodríguez Ramos se pusieron en contacto conmigo, ya que estaban grabando un vídeo para promocionar la lenteja de Tierra de Campos y querían incluir algún palomar.

Gracias por acordaros de los palomares, ya que es la arquitectura pobre de la tierra, que poco a poco va volviendo a ella. En el minuto uno podéis ver nuestro palomar utópico con paloma incluida, de hecho la finca donde está ubicado nuestro palomar también fue tierra de lentejas.

Las lentejas y los palomares, siempre han estado relacionados tanto por el paisaje que siempre han compartido, como por el gusto de las palomas al rico manjar de la lenteja. De hecho dicen que Cervantes, Don Quijote y todos los demás personajes comían:

“Una olla de algo más vaca que carnero, 
salpicón las más noches, 
duelos y quebrantos los sábados, 
lentejas los viernes, 
algún palomino de añadidura los domingos, 
consumían las tres partes de su hacienda”.



Post publicado en el periódico digital iLeon.com

Irma Basarte10.-

6 comentarios :

  1. ¡ seguro que si ! ( pregúntese a D. Alonso Quijano ).

    ResponderEliminar
  2. Buen manjar las lentejas y los palomas no desmerecen.
    Recuerdo de pasar por Mayorga por donde la cooperativa de lenteja de Tierra de Campos y ver unas palomas degustando las que tenían en un montón.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Lentejas y pichones. Comidas de pobres que, a fuerza de no haber mucho más, han hecho que las lenguas y los estómagos, les profesen una fe verdadera.

    ResponderEliminar
  4. Desde luego estupendo...un saludo desde Murcia..y una foto muy chula...

    ResponderEliminar
  5. Lo que aprendo aquí no tiene precio.

    Besos.

    ResponderEliminar

Gracias por vuestros comentarios y sobre todo por creer en utopías, Irma.-