Perdemos milenios en decenios, no podemos perder la cultura popular ni su arquitectura tradicional. ¡Ojalá consigamos hacer realidad esta utopía! #SalvemosLosPalomares

24 de febrero de 2017

Si alguna vez ves saltar por la ventana a un banquero suizo o a un político, salta detrás

Ventana utópica

** No te preocupes de momento las ventanas giratorias no son peligrosas, ni las ventanas con persianas "curiosas", más bien todo lo contrario, pero ¿quién no ha oido alguna vez hablar de las puertas giratorias?, no pinches aquí para indagar sobre el tema porque te puede entrar un mal e incluso más de uno. 

España es así, puertas giratorias, reyes que pagan sus bárbaras juergas con el dinero público, infanta ignorante que ignora los negocios que tiene su infanto y de paso se pasan la justicia por el forro de la corona esa que tienen, subidas de luz cuando más frío hace, suben las pensiones 2€ y a Fati la ministra, no se la ocurre otra cosa que gastarse una pasta gansa en enviar una carta  a todos nuestros jubilados para que se den por enterados que les va a subir sus míseras pensiones 2€, eso sí, siempre con el beneplácito de la virgen del Rocio.

Curiosamente si entras en esta web, que no deberías pinchar como te indicaba antes, podrás ver donde están en la actualidad o donde han estado algunos de nuestros presidentes del Gobierno de España, ministros y demás chupasangres, aunque mi padre siempre decía que todos eran unos chupatintas, la cosa es que chupar si que les gusta a todos estos personajillos y personajillas, tanto de derechas, como de izquierdas, centro, arriba y abajo.

De hecho para esto de las puertas giratorias siempre se han puesto todos como muy de acuerdo, en fin que dice Voltaire que...

Si alguna vez ven saltar por la ventana a un banquero suizo, 
salte detrás. Seguro que hay algo que ganar. 
(Voltaire)

Post publicado en el periódico digital iLeon.com

Irma Basarte10.-

16 comentarios :

  1. Por muchos trapos sucios que se les saque, estos bichos siguen a la suya, y no para de dar por culo a los ciudadanos.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fíjate Voltaire que claro lo tenía ya.

      Abrazote utópico, Irma.-

      Eliminar
  2. El problema es el adoctrina/adocena/MIENTO de este "desdichado pueblo". ESTE ES UN PAÍS,
    CUNA DE OVEJUNOS . ¡¡¡. TODA UNA FUENTE DE OVEJUNOS . !!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El problema es que es una tontunez endémica, ya quisieramos parecernos tan solo un poquito a las ovejas.

      Abrazote utópico, Irma.-

      Eliminar
  3. Así es, por desgracia. Qué desastre, Irma.
    Besos y feliz finde.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Habrá que buscarle algo bonito al asunto, aunque solo sea a la ventana.

      Besines utópicos, Irma.-

      Eliminar
  4. Jeje! Estupenda foto Irma
    Buen fin de semana, un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Hola, Infanta.

    Es muy probable que nunca llegues a leer esta carta, pero no me resisto a escribirte.

    Ya sé que tu tratamiento oficial es "Alteza", pero permíteme que no lo utilice, porque lo de alteza te queda demasiado grande, dadas las circunstancias.

    Los que ya tenemos unos años, te hemos visto crecer, siendo esa niña rubia, guapa y, según se rumoreaba, eras la hermana lista.

    Después, nos intentaron convencer de que no, de que en realidad eras tonta. Porque hace falta ser tonta para pensar que un hombre sin preparación, a no ser para lanzar balones, podría convertirse en un gran hombre de negocios y trincar lo que trincó sin que tú te enterases.

    Porque alguien como tú, trabajando en La Caixa, y con tantos asesores, no sabías que no se puede firmar sin leer. Ahí tienes a esos ancianos semianalfabetos que firmaron las preferentes, que han perdido sus ahorros, a quienes los jueces les dicen que sabían lo que contrataban.

    Pero tú no. A ti la eximente de ser tonta sí te ha valido. Y la de estar enamorada. Y quizá, incluso, la de ser rubia, que es un atenuante indiscutible.

    Y claro, pese a trabajar en un banco, debe ser difícil saber que tu sueldo más el del impresentable del balón, no dan como resultado el pastizal que manejabais. Quizá tampoco sabías sumar. Eso debe ser otro atenuante.

    Pero lo que me gustaría que me dijeras es cómo se te quedó la cara cuando te enteraste de que tu nivel de vida, que ya era bueno, ya, subió tantísimo a costa de estafar a los que os llevamos manteniendo a ti y a los tuyos toda la vida a cuerpo de rey (nunca mejor dicho) y que todo eso lo hizo tu marido, él solito, mientras tú no te pispabas. Y eso que lo único a lo que estabais obligados a cambio de vuestra manutención era a ser ejemplares.

    Sí, Infanta, sí, ejemplares. Menudos ejemplares nos habéis resultado. Tú, la que no se entera, pero lo gasta. Tu padre, el que mata elefantes y al que le hemos financiado sus putiferios de lujo. Tu hermana, que permite que su niño ande disparando y haciendo el cafre por ahí. Tu madre, que anda en reuniones con ese Club Bilderberg donde se deciden los destinos,las pobrezas o riquezas, las guerras o las paces, sin que nos enteremos. Tu hermano. Bueno, de tu hermano no digo nada, porque es rey y puede que yo vaya a la cárcel por decir lo que pienso, a esa cárcel que tú no pisarás por ser tonta. Tu cuñada. Mejor no digo nada de ella porque me hace gracia. Hace falta tenerlos bien puestos para llegar a reina siendo republicana.

    Y veo a tus niños, tan rubios como tú, y espero que sean tan tontos como para no darse cuenta de que su madre es tonta y su padre un sinvergüenza. Total, lo único que han perdido es el respeto. Que pasta no les va a faltar, ya lo sé. Y las penas en Baqueira o en Suiza son menos penas.

    Tú tranquila, Infanta. Ahora podrás volver a tus regatas y a tus esquíes. Y le puedes contar a tus hijos que su padre se quedaba con el dinero de niños necesitados, pero que no pasa nada, porque tú eres tonta y porque él es el marido de lujo de una tonta, el yerno de un putero y el cuñado de un rey.

    Ahora permíteme que me despida porque, como no soy tonta, ni rubia ni infanta, ni tengo un marido sinvergüenza, he de explicarle a mis hijos qué es eso de la honestidad y la decencia.
    Claro que ahora es más fácil. Sólo he de decirles "¿Veis a la Infanta? Pues lo contrario".

    Venga, bonita, voy a seguir trabajando, porque hay que trabajar mucho para mantener a tanto tonto y a tanto sinvergüenza.

    Lo de que nos pidas perdón ya lo dejamos para mejor ocasión.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. PUffffffffffffffffffffffffffffffffff y pufffffffffffffff

      Eliminar
  6. Es desesperante y muy desolador, ver lo mucho que se ha ido extendiendo por los países, la falta de moral de los que están desde sus altos puestos, pisoteándonos a los del pueblo. No lo soporto. Muero a cada noticia.
    Un abrazo especial, querida.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Entristecen los noticieros-telediarios, el tema está en que somos pueblos sometidos, eso sí en DEMOCRACIA ehhhhhh.

      Abrazote utópico, Irma.-

      Eliminar
  7. Hum... estoy con Voltaire, sólo que no creo que salten de grado.... Habrá que empujarlos :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ni a empujones lo conseguimos, menuda lacra.

      Abrazote utópico, Irma.-

      Eliminar
  8. I really like this window.
    Regards.

    ResponderEliminar

Gracias por vuestros comentarios y sobre todo por creer en utopías, Irma.-