Perdemos milenios en decenios, no podemos perder la cultura popular ni su arquitectura tradicional. ¡Ojalá consigamos hacer realidad esta utopía! #SalvemosLosPalomares

5 de abril de 2015

Me llamo Aparicio estoy esterilizado y vivo en el Museo de la Orfebrería en Cuba #NoticiasUtopicas

** "La Habana, #Cuba: ante la falta de adopciones, más de una decena de instituciones gubernamentales, desde el Banco Central de Cuba hasta un baño público, han acogido a perros callejeros en los últimos años, asignándoles identificación oficial, casa, alimento, cuidados médicos todo el año y protección para que no los lleven a la perrera. Durante la noche quedan resguardados en edificios del gobierno".

Me llamo Aparicio
Vivo en el Museo de la Orfebrería
Obispo 113
e/ Oficios y Mercaderes
Oficina del Historiador - Cuba
Telef: 863 98 61

Estoy esterilizado 


Enhorabuena Cuba, la utopía es posible

Hace no demasiado tiempo, en una de las guaguas que va desde El Malecón al Vedado se montó con nosotros un perrín, no era la primera vez que lo hacía ni la última, disimulando entre la gente para que no le viese "el autobusero" se escondió bajo un asiento, justo cuando nos bajamos y se bajó casi todo el mundo, él también aprovechó a bajarse y seguir su camino, os prometo que los perros en La Habana tienen un sexto sentido, tanto para cruzar las avenidas como para coger las guaguas y bajarse en su parada, nos quedamos con las ganas de saber donde iba, pero el protagonista de esta historia también tiene derecho a su intimidad.

Este post se lo dedico a todos aquellos que aun se creen mejores que los demás, creyéndose que su mundo es el mejor. Por cierto aquí a esto que llaman el primer mundo no se suben en los autobuses ni las moscas, pero como diría el camarero Moustache en la película de Irma la Dulce "esa es otra historia".  Feliz digestión utópica.

Post publicado en el periódico digital iLeon.com


Irma.- 

42 comentarios :

  1. Aquí nos han robado hasta la humanidad.
    Esclavos del sistema que nos llevará a la miseria.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y lo lamentable del caso es que nos creemos "los mejores" y el primer mundo, que alguien me explique ¿en qué y para qué?

      Abrazote utópico, Irma.-

      Eliminar
  2. Q buena historia Irma!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es preciosa y con final feliz para todos.

      Abrazote utópico, Irma.-

      Eliminar
  3. Respuestas
    1. Este tipo de utopías parecen imposibles, en lo que algunos creen que es el primer mundo

      Eliminar
  4. con noticias como estas, puedo creer que algunas utopías son posibles. Gracias Irma por compartirlo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cada día estoy más segura de que las utopías son posibles.

      Besines utópicos, Irma.-

      Eliminar
  5. no me gusta...me encanta!!

    ResponderEliminar
  6. Utópica, no dudes de que un pequeño o gran grupo de utópicos comprometidos pueden cambiar el mundo. Bonita historia y como bien dices impensable a este lado del charco. Así nos va, nos estamos ahogando en nuestro propio lodo.

    Salud!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y quejándonos siempre de todo sin hacer nada, en finnn, sigo creyendo en un mundo mejor.

      Abrazote utópico, Irma.-

      Eliminar
  7. En Cuba vimos muchos perros callejeros. Pero no callejeros como aquí, allí tienen múltiples dueños, como la miseria, también están compartidos. Pero todos, sin faltar uno, están gordos porque les sobra la comida. Y las caricias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y el modo que tienen de cruzar las grandes avenidas, se sientan, miran a la derecha a la izquierda, vuelven a mirar de nuevo y cuando no pasan coches allá van ellos todos chulos, ver para creer.

      Tú lo has dicho, sobran las caricias y eso también ayuda a engordar.

      Abrazote utópico, Irma.-

      Eliminar
  8. Me encanta la historia, gracias por compartir tantas utopías, la verdad es que siempre da gusto entrar en tu blog utópico.

    Besetes!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Habrá que buscarle el lado bonito a las cosas, que desde luego la tienen.

      Besines utópicos, Irma.-

      Eliminar
  9. En esta mierda de país y de ciudad nos denuncian y nos multan por echar de comer a las palomas o a los gatos callejeros, pero resulta que en un día como hoy el domingo de resureción sueltan las palomas los mismos que ponen las multas. QUE ALGUIEN ME LO EXPLIQUE PORQUE CREO QUE ME PIERDO ALGO.

    Un abrazo y gracias por seguir luchando por una utopía.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mejor no digo nada, PERO ESTOY TOTALMENTE DE ACUERDO CONTIGO, ya sabes somos un país muy hipócrita y además nos creemos los telediarios y algunos credos semanales.

      Abrazote utópico, Irma.-

      Eliminar
  10. Perdón con el domingo de "resurección", tenía hambre y me comí una c

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajaajjaaja buen provechooo, salaooo!!

      Abrazote utópico, Irma.-

      Eliminar
  11. Pues si que es una utopía.. Cumplida..
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bonita historia, la verdad sea dicha.

      Besines utópicos, Irma.-

      Eliminar
  12. Bonita y utópica historia Irma, gracias por compartirla

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a tí por seguirla y compartirla.

      Abrazote utópico, Irma.-

      Eliminar
  13. Una utopía hermosa,Irma, fácil de digerir.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que siempre todo es más sencillo de lo que parece, pero el problema es que nunca hacemos nada para cambiar las cosas. Me encantan estas digestiones utópicas.

      Abrazote utópico, Irma.-

      Eliminar
  14. http://carolfletcher.com/2015/03/21/rescued-dogs-of-havana-cuba-sheltered-by-museums/ está en inglés, pero podríamos seguir su ejemplo.

    Gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es, un ejemplo a seguir.

      Abrazote utópico, Irma.-

      Eliminar
  15. Bravo por los cubanos k hacen posible k los perros sigan viviendo ya podían tomar nota todos los demás países ya k tal mayoría tienen más recursos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que como a este lado del charco nos consideramos "el primer mundo", pues miramos siempre pa'Cuenca o para donde sea, porque nos creemos los mejores, así nos va.

      Aquí como decía alguien en un comentario, nos prohiben y multan por echar de comer a los gatos abandonados, palomas, perros etc, somos un país tan democraticamente democrático, que nos prohiben incluso respirar.

      Abrazote utópico, Irma.-

      Eliminar

  16. Es una excelente noticia. El mundo agoniza pero no está totalmente muerto.
    Cierto. Nos creemos el ombligo del mundo y ni siquiera somos dueños de nosotros mismos.

    Un bico

    · LMA · & · CR ·

    ResponderEliminar
  17. Que buena la historia del perrete habanero y sus andanzas en guagua. En Luján, cerca de Buenos Aires hay una gran catedral donde muchos entran a rezar y en los días de mucho calor también a refrescarse un poquito entre los muros de piedra. Allí entran los perros callejeros y se acuestan en el pavimento a descansar sin que nadie los eche ni les diga nada. Me sorprende, como bien dices, que nos creamos tan superiores y a veces tan buenas personas y no tengamos en cuenta cosas tan simples como que todos los seres que sienten deben tener derecho a tener un bienestar y a ser libres y felices.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es, necesitamos cambiar muchas cosas y tenemos que empezar por cambiar nosotros mismos.

      Me ha encantado la historia que cuentas de tu tierra.

      Besines utópicos, Irma.-

      Eliminar
  18. Hola, soy cubana y trabajo en el Banco Central de Cuba. Es cierto lo que dices sobre los perros. Al inicio no me gustaba la idea de tenerlo en el área de parqueo, que es donde están los perritos callejeros que han sido acogidos. Luego comprendí que era un acto de caridad y humanidad tremendos y me sumé a los que apoyaban esa idea. Te cuento que se les alimenta, cuida y juega con ellos. No le hacen daño a nadie y cuidan el lugar. Los perros son muy agradecidos. Yo tengo en casa una que se llama Luna, era callejera también, y ahora está grande y gordita, con su collar de corazón en el cuello. En mi país se viven muchos pedacitos de utopía, a pesar de las carencias materiales, y estoy muy orgullosa de ser cubana y vivir en Cuba. Saludos a tus lectores.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Besines utópicos para Cuba, que sepas María Isabel que una de mis utopías es Cuba. Me encantó esta historia, mil gracias por hacer eco de tu experiencia vivida al respecto.
      Besines utópicos, Irma.-

      Eliminar
  19. Que bonitas son siempre tus utopías, gracias por compartirlas. Que comentario más tierno el de @balconhabanero por cierto que sigais haciendo realidad las utopías de todos los Aparicios de esa maravillosa isla.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nos vamos encontrando los utópicos y las utopías del día a día.

      Abrazote utópico, Irma.-

      Eliminar
  20. Este post en unos días tuvo más de 5000 visitas por todo el mundo, ojalá este tipo de #NoticiasUtopicas den muchas vueltas al mundo y así de paso nos concienciemos que tenemos que empezar a cambiar muchas cosas.

    Mil gracias a todos por vuestras visitas, comentarios y ese largo etc utopico que nos va uniendo a todos.

    Irma.-

    ResponderEliminar

Gracias por vuestros comentarios y sobre todo por creer en utopías, Irma.-