Perdemos milenios en decenios, no podemos perder la cultura popular ni su arquitectura tradicional. ¡Ojalá consigamos hacer realidad esta utopía! #SalvemosLosPalomares

12 de enero de 2014

#SomosHaiti no es una utopía es una REALIDAD


** Martes 12 de enero de 2010, Haití es azotado por un fuerte terremoto que conmovió al mundo pero ¿qué hizo el mundo por Haití?, en la actualidad casi un millón de haitianos dependen de ayuda humanitaria y apenas es noticia en los medios de comunicación.

#SomosHaiti no es una utopía es una REALIDAD

Post publicado en el periódico digital iLeon.com

Irma.-

6 comentarios :

  1. No interesa pq hay que dar..y aqui los que pueden dan a los que no deben, no sin antes se lo han llevado, los listos de turno...
    Hace poco se hizo aquí en mi barrio una recolecta... a la semana nos enteramos que el que la organizo con el dinero se esfumo...y así nos va, cada día menos humanidad...
    Besitossss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Afortunadamente no todo el mundo es así y hay mucha gente luchando por cambiar las cosas y poco a poco se van consiguiendo.

      Besines utópicos, Irma.-

      Eliminar
  2. No es tan difícil cambiar las cosas, lo que realmente es dificil de cambiar es nosotros mismos, decía Mandela

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo, siempre echamos la culpa de todo a los demás ¿pero qué hacemos nosotros para cambiar las cosas? ¡Qué grande el sr. Mandela! #ubuntu

      Abrazote utópico, Irma.-

      Eliminar
  3. llevamos años de "educación" en la imposibilidad de transformar las cosas, y simplemente nos conceden la oportunidad del consumo "liberalizador". Curiosa metáfora, todas las armas (conocimiento, tecnología, experiencias, ...) para cambiar el mundo a nuestro alcance y somos incapaces de decidir más allá de las futuras vacaciones o en que tienda gastaremos los próximos euros.
    Se hace tan cuesta arriba ...
    Un abrazo Irma

    ResponderEliminar
  4. Como pasan con todas las desgracias. Al principio mucho bombo, y luego la gente nos olvidamos, de los que siguen padeciendo.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar

Gracias por vuestros comentarios y sobre todo por creer en utopías, Irma.-