Perdemos milenios en decenios, no podemos perder la cultura popular ni su arquitectura tradicional. ¡Ojalá consigamos hacer realidad esta utopía! #SalvemosLosPalomares

29 de noviembre de 2013

Los muros de nuestra conciencia matan la utopía de un mundo mejor

 
** Los muros de nuestra conciencia matan a nuestros vecinos. Actualmente hay nada menos que catorce muros que siguen dividiendo el mundo. Lo gracioso del caso es que organizaciones como la ONU, son sordas de vista y ciegas de oido ante estos asuntos.

"Nuestro Ministro del Interior" (Jorge Fernández Díaz) dice que las concertinas,  situadas en la valla de Melilla solo producen "erosiones leves" y son "disuasorias", señor ministro me creeré todo lo que predica cuando trate de saltar dicha valla, en fín como cambia la cosa cuando estamos de un lado o del otro de la valla.
Creíamos que con el muro de Berlín habíamos aprendido la lección, pero los muros de nuestra conciencia matan la utopía de un mundo mejor y nos hace peores como seres humanos. Todos somos personitas con ganas de encontrar un mundo mejor y vivir la vida que nos toca lo mejor posible, pero siempre que nosotros mismos apoyemos o ayudemos a poner este tipo de trabas y de muros, nos hacemos cómplices.

Por cierto la Real Academia Española de la Lengua define concertina como acordeón de forma hexagonal u octogonal, de fuelle muy largo y teclados cantantes en ambas caras o cubiertas, parece ser que el photoshop ha llegado a la R.A.E o de repente alguien ha decidido adornar la palabra para que no suene a la triste realidad que está sufriendo esta gente.

Post publicado en el periódico digital ileon.com

Irma.-

27 comentarios :

  1. Cada vez más muros, cada vez más fronteras y más gente al otro lado, queriendo saltar, queriendo huir de la miseria o la guerra.
    Cuanta inconsciencia desde este lado Irma, que fácil resulta mirar para otro lado ...
    .... y que impotencia ante tanto despropósito.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Al ministro y a todos sus secuaces había que colgarlos por los huevos de las vallas y que luego digan si son erosiones leves lo que les producen las cuchillas, que asco me dan.

    ResponderEliminar
  3. La ONU, la RAE, la FAO, la CEE digamos que sólo son siglas del pasado siglo, que sirven para vivir bien algunos a la sombra de dichas siglas, pasándose los derechos humanos y otras cosas que me callo por el mismísimo forro.

    ResponderEliminar
  4. Los telediarios cada vez son más sangrantes y lo peor del caso niña es que nos estamos acostumbrando a ellos, muackssssssssssss

    ResponderEliminar
  5. Irma dicen que los muros de la conciencia son los más duros de derrumbar, pero empiezo a tener mis dudas.

    Nos has dejado un post duro de roer, pero como siempre con tu toque personal. Un besito niña utópica.
    Marga

    ResponderEliminar
  6. y cobardes ya que no hacemos nada por cambiar las cosas. Besinesss

    ResponderEliminar
  7. Como decía Saramago "Los únicos interesados en cambiar el mundo son los pesimistas, porque los optimistas están encantados con lo que hay".

    Añadiría tambien a los utópicos ;)

    ResponderEliminar
  8. Fuera los muros y fuera las fronteras, un abrazo!

    ResponderEliminar
  9. Los muros siempre dan una falsa sensación de seguridad, pero sobre todo aislan, matan la generosidad, la alegría de vivir...

    Un abrazo sin muros :)

    ResponderEliminar
  10. Hay muros hechos de insolidaridad, egoísmo, desamor... muros mentales tan sólidos como los físicos.Ya lo decía Roger Waters.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  11. Yo creo que el ministro tendría que echarle un par. Hacer como su admirado Fraga en Palomares y encaramarse el mismo a la valla y ver que tal...Eso sí, que vaya vestido :P

    Un beso, Irma

    ResponderEliminar
  12. Los muros destruyen la calidad humana y destrozan a las personas màs vulnerables, todos es mentira en esta sociedad que nos han vendido, amo la utopìa porque ella me ayuda a vivir dida a dia estas atrocidades.



    un abrazo

    fus

    ResponderEliminar
  13. Lo de los muros es algo espantoso, fíjate los palestinos, Gaza es la cárcel más grande del mundo. Lo de las concertinas no tiene nombre, me entra un cabreo total cuando abre la bocaza este ministro (bueno , cuando la abren todos los ministros, porque tú me dirás el Wert de los cojo...)
    Que "vaya" a la "valla" el ministro en cuestión a ver si es capaz de saltarla primero (con lo poco en forma que se le ve no llegaría al primer tramo) pero imagínate que sí, que llegara hasta las concertinas a ver si hacen pupa o no... esto en inhumano, ilegal y atenta contra la seguridad física de las personas.

    Utópica, ¿es cierto lo del autobús?. Bueno, si es así, que sepas que me encantaría conocerte. Dime cuándo pensáis ir para ver si coincidimos, si quieres, claro...
    Besos

    ResponderEliminar
  14. Efectivamente lo mejor seria que nos demostrase que no hace daño, ése señor Ministro.

    Un problema me dejo sin varios enlaces, se arreglará.

    Gracias por tú siempre gentil visita.

    Se pierde la sutileza
    cuando no usas la mente
    con destreza.

    Saludos

    ResponderEliminar
  15. HAY COMENTADRIOS QUE HABIA QUE DARLE UN LADRILLAZO ALGUNOS POR LA FALTA DE RESPETO, PERO BUENO ESTOS SON NUESTROS LODOS

    ResponderEliminar
  16. Tienes toda la razón, demasiados muros, cuando no debía existir ninguno; pero sobre todo, los que nosotros ponemos. Cada día parecemos más inhumanos.

    Muchos besos.

    ResponderEliminar
  17. Este Ministro que dice que son disuasorias las concertinas, yo no solo me lo creería si tratara de saltarlas, sino se las daría para que las instalara el en jornada de ocho horas y, sin guantes protectores, posiblemente no habría puestas ni un metro de esas cuchillas, porque antes se cortaría los dedos (disuasoriamente).
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  18. Somos crueles por naturaleza.
    Un abrazo

    ResponderEliminar

  19. No son los muros de nuestra conciencia, son los muros de nuestros intereses.
    No son los muros de nuestros intereses, son los muros de los intereses de otros.
    Son de otros con intereses bastardos, ajenos al sentir de la ciudadanía.
    Y lo peor... ellos siguen ahí, y algunos quieren que repitan. ¿Es eso complicidad con la injusticia?

    · un beso

    · CR · & · LMA ·


    ResponderEliminar
  20. De un gobierno fascista sólo se puede esperar barbaridades y monstruosidades.

    Besos.

    ResponderEliminar
  21. Desapareció el de Berlín, y fue pura fantochada, ya que cada vez nos ponen más muros y más altos.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  22. Asco, impotencia e indignación es lo que siento por este puto país, que nadie es racista pero nada hacemos para cambiar las cosas.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  23. Los *muros* peores son : ¡ aquellos que no se ven ! ( porque te sorprenden inesperadamente ).

    ResponderEliminar

Gracias por vuestros comentarios y sobre todo por creer en utopías, Irma.-