8 de julio de 2013

El comercio leonés de antaño

 
** El comercio alimenticio en la Plaza Mayor daba vida a la vieja zona de las tiendas junto a San Martín, algunas de esas tiendas llevaban siglos en el mismo lugar con las mismas dimensiones que marcaban los viejos documentos, de hecho si curioseas un poquito la zona, aun puedes ver algunos resquicios de esas tiendecitas, cada vez van quedando menos.

En los alrededores, Plaza de las Carnicerías y calle Azabachería, las tascas, bares y casas de comida servían y en la actualidad sirven los días de mercado a la gente que venían y vienen a vender sus productos.

El comercio de los Miercoles y Sábados, estaba reconocido en privilegios desde el año 1466. Haciendo una breve pausa, sobre lo que os estoy contando, sería una lástima perder nuestro mercado de toda la vida, por eso desde aquí os invito a conducir un flamante carrito de la compra (además de momento están exentos de pagar ORA y otros impuestos de circulación)  y animaros a comprar los productos de la tierra y a nuestra gente, ya que así estamos incentivando nuestra economia, bueno vale vuelvo a lo que os estaba comentando sobre el comercio leonés de antaño...

Como os iba diciendo, el crecimiento de la ciudad repercutió en los pueblos próximos, pudiendo así intensificar su agricultura , al servicio de estos mercados semanales, que aun hoy en día lo podemos seguir disfrutando afortunadamente, pero desgraciadamente cada vez menos. Hacia 1923 se creó el  mercado moderno sobre la vieja Plaza del Conde Luna.

Y resulta que rascando historias de familia y algún libro de la época, me encuentro con un anuncio de la famosa sastrería de Hilario Díez, nada menos que primo de mi abuelo materno, considerado uno de los sastres de alta costura en León, dicen que lo mismo hacía una sotana al cura, que el traje militar al general...

Me parece muy bien y lo respeto, ya que ahora esté de moda desempolvar fotos antiguas, comercios antiguos, aperos de labranza antiguos, instantes y utopías pasadas, pero creo que es un momento ideal para valorar nuestro comercio y sobre todo para salvarlo entre todos, apoyando a los que vienen de su pueblo y nos venden los huevos de sus gallinas, el que trae sus puerros arrancados de su huerta, la tienda de ultramarinos del barrio, la pescadería, zapatería y ese largo etc que a veces lo tenemos más cerca de lo que nos creemos y nos dejamos engañar por manzanas que ni sabemos de donde son, seguimos teniendo un gran problema y es que no sabemos valorar lo que tenemos.

Post publicado en el periódico digital Ileon.com



Irma.-


18 comentarios:

  1. Además, sería una forma de incentivar la maltrecha economía local, dando oportunidad a los que se quedan en la calle de volver a la tierra y defender los productos autóctonos, que dicho sea de paso, tienen OTRO SABOR. Los huevos son de gallina, no prefabricados y los tomates saben a tomate, no a corcho. ¡Viva el comercio tradicional! ¡Abajo las multinacionales y los hipermercados!

    Salud.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mucho tenemos que espabilar y al paso que vamos...

      Abrazote utópico, Irma.-

      Eliminar
  2. que bueno! Aquí en Vitoria, dedique un programa entero a los comercios de antaño! que cosas son las "coincidencias?·. Un abrazo de colores

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Está claro que los utópicos nos vamos juntando.

      Besines utópicos, Irma.-

      Eliminar
  3. oye, me gustaría un día entrevistarte para que nos traslades en antena el "espíritu" que sostiene a La utopia de Irma. Puede ser? 

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso está hecho, prometo hacer lo que pueda.

      Besines utópicos, Irma.-

      Eliminar
  4. Respuestas
    1. Me vais a subir los colores al final. Mil graciassss.

      Abrazote utópico, Irma.-

      Eliminar
  5. Cada día estoy más convencido que tenemos justo lo que nos merecemos, seguimos emperrados con las grandes superficies mientras al tenedero del barrio que le den y como bien dices ahora está la santa manía de esperar que algo desaparezca para hcer fotos y recuerdos, somos asi de "profesionales".

    Besetes utópica y gracias por esta chispa utópica que tienes siempre, veo que te quieren entrevistar para la radio de Vitoria me alegro que reconozcan lo que haces, seguro que lo hacen antes fuera de casa que en la propia casa, pero así es León.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu apoyo incondicional.

      Abrazote utópico, Irma.-

      Eliminar
  6. Hilario Díez si no me equivoco descendía de Tapia de la Ribera, mis abuelos eran de Rioseco de Tapia, sabrás que en Tapia de la Ribera hubo un palomar que yo recuerde.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi abuelo materno era de Tapia de la Ribera y sí quedan restos aun de ese palomar.

      Abrazote utópico, Irma.-

      Eliminar
  7. Respuestas
    1. Por eso ni debemos ni podemos dejar morir nuestro pequeño comercio.

      Abrazote utópico, Irma.-

      Eliminar
  8. Que las tiendinas del barrio y de nuestra ciudad prosperen, depende de nosotros. Una entrada muy interesante por cierto como se puede sintonizar la entrevista que te quieren hacer en la radio de Vitoria??

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todo depende de nosotros, las tiendinas, el campo, la minería, pero seguimos sin hacer nada de nada.

      Aun no me la han hecho, ya te contaré.

      Abrazote utópico, Irma.-

      Eliminar
  9. muy buen post

    ResponderEliminar

Gracias por vuestros comentarios y sobre todo por creer en utopías, Irma.-