Perdemos milenios en decenios, no podemos perder la cultura popular ni su arquitectura tradicional. ¡Ojalá consigamos hacer realidad esta utopía! #SalvemosLosPalomares

4 de julio de 2010

Enhorabuena a Felipe Zapico por ser tal cual.

Aquel Felipe Zapico que revolucionaba la universidad leonesa de los 80 con sus huelgas acabó siendo doctor en Biblioteconomía y profesor en la Universidad de Extremadura.


Y, sin embargo, sigue siendo el mismo, Zapi, el de las huelgas, el cantante de Deicidas, el poeta, el socarrón más grande de esta ciudad, el eterno inconformista.

¿Cómo era aquel León de los 80?
Había ganas de que pasaran cosas. Yo no soy de esos que siempre dicen que todo tiempo pasado fue mejor pero es cierto que la forma de vivir aquellos años era muy diferente a la de ahora. Nadie de nosotros teníamos que pagar la hipoteca, el frigorífico, el coche... y hoy sí, ésa es la diferencia, que a ésta generación la han encadenado a la puerta del banco.

¿En un lugar como León no debería notarse mucho más la presencia de la comunidad universitaria?
Por supuesto. La Universidad no solo tiene que devolver a la sociedad titulados que sepan hacer un trabajo, eso hoy en día se puede hacer casi todo en Internet, salvo cosas como cirugía cerebral o física nuclear ya no va siendo necesaria una universidad ‘presencial’. La Universidad para justificarse tiene que devolver a la sociedad mucho más de lo que le está dando en la actualidad.

¿Qué era el CCAN?
Era, y es, un lugar especial, algo atípico para un sitio como León. Media ciudad no sabe que existe y otros muchos creen que es un antro de perdición y vicio. Van cambiando las personas y sigue el CCAN, por suerte, fuera de los dominios políticos.

’Litros de versos’, su libro de poemas, también ha funcionado muy bien.
Me alegro por el editor, Héctor Escobar, pero las ventas creo que tienen más que ver con lo que decíamos antes, lo de los amigos.

“Tengo amigos normales y enemigos poderosos” (ahí lo ha dicho todo Zapi)


** ¡¡Felicidades grandullón!!, por fín alguien es profeta en nuestra tierra, aunque tú llevas siéndolo desde hace mucho tiempo.

Nos vemos en los bares y sino el siguiente concierto de los Deicidas en "La catedral" pero dentro.

Irma.-

11 comentarios :

  1. Menudos conciertos que nos dierons estos cabrones y que tiempos aquellos.

    Ese pájaro y ese Zapico en pijama parece que fue ayer.
    Salud!

    ResponderEliminar
  2. Siguen tal cual.
    Todos un pelín más viejos, pero nada más, cojonuda la mención al CCAN y toda la entrevista, que se me pasó verla esta mañana tomando café.
    Gracias cazurrina utópica.

    ResponderEliminar
  3. Todos más cascaos, pero con las mismas ganas de cambiarlo todo.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  4. Cuatreros de ganado en el tren de Matallana, NI TEXAS NI ARIZONA EL OESTE ESTÁ EN LEÓN.

    Anna

    ResponderEliminar
  5. La verdad que sí y me alegro un montón que le vaya así de bien.

    Gracias por vuestros comentarios, besines.

    Irma.-

    ResponderEliminar
  6. Lo que tiene de grande lo tiene de buenazo.
    Una entrevista tal cual.
    Besitos

    ResponderEliminar
  7. Enhorabuena por Litro de Versos y buena recomendación para una mini tarde de verano.
    Y si hubiese un concierto de los Deicidas no estaría nada mal tampoco.
    ¿Repetimos en Matadeón de los Oteros, este verano?

    ResponderEliminar
  8. enhorabuena por tu blog

    ResponderEliminar
  9. Una persona inquieta e inteligente que se fue moviendo con el paso del tiempo, y es aceptado en su propia tierra que en estos tiempos ya es un poco difícil, pero que dice mucho a su favor.

    Un abrazo y una buena semana te deseo

    Marí

    ResponderEliminar
  10. La Gata Coquetamartes, 06 julio, 2010

    Una persona inquieta e inteligente que se fue moviendo con el paso del tiempo, y es aceptado en su propia tierra que en estos tiempos ya es un poco difícil, pero que dice mucho a su favor.

    Un abrazo y una buena semana te deseo

    Marí

    ResponderEliminar
  11. Muchas gracias por esos comentarios tan cariñosos.

    Sois estupendos.

    Salud

    Zapico

    ResponderEliminar

Gracias por vuestros comentarios y sobre todo por creer en utopías, Irma.-